Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Sábado, octubre 1ro de 2016
 

DeVer

los líderes indígenas y de la sociedad civil piden que se ponga fin a las violaciones de derechos humanos y de acaparamiento de tierras vinculados a millones de toneladas de aceite de palma importados a Europa

Jueves 5 de mayo de 2016

2 | |

Los líderes indígenas, comunitarios y de la sociedad civil hacen un llamado a la acción sobre los asuntos relacionados con las violaciones de los derechos humanos y la apropiación de tierras vinculadas con las cadenas de valor mundiales del aceite de palma.

En un evento realizado en Londres, los líderes indígenas y de la sociedad civil piden que se ponga fin a las violaciones de derechos humanos y de acaparamiento de tierras vinculados a millones de toneladas de aceite de palma importados a Europa cada año, un llamado para que se adopten normas aplicables para detener los abusos.

LONDRES, 4 de mayo de 2016. Los líderes indígenas, comunitarios y de la sociedad civil provenientes de todo el mundo que visitaron Europa hicieron hoy un llamado para que se tomen medidas urgentes en la UE que permitan responder a los abusos de los derechos humanos vinculados directa o indirectamente con las cadenas de suministro del aceite de palma.

Agus Sutomo, delegado participante en este evento y director de la ONG basada en Pontianak LinkAR-Borneo, en Kalimantan Occidental, Indonesia, dijo: “Necesitamos que la comunidad mundial entienda que cuando consumen aceite de palma y biocombustibles están consumiendo la sangre de nuestros pueblos en Indonesia, Liberia, Colombia y Perú. Las violaciones de derechos humanos están siendo realizadas por una industria que se encuentra en expansión debido a la demanda de aceite de palma y de bioenergía por parte de la Unión Europea.” A pesar de los esfuerzos para regular la industria del aceite de palma con iniciativas tales como la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO) y las normas climáticas controversiales como la Certificación Internacional de Sostenibilidad y Carbono (ISCC por sus siglas en inglés), los testimonios de los delegados revelan que la industria no está rindiendo cuentas a las comunidades afectadas.

“¿Qué entendemos por la sostenibilidad a largo plazo? La industria del aceite de palma no ha tratado con muchas de las violaciones pasadas y presentes de los derechos de la comunidad por parte de los desarrollos de agronegocios. No es suficiente crear sistemas de certificación voluntarios, mientras seguimos sufriendo acaparamiento de tierras y la continua violación de los derechos humanos” dijo el señor Franky Samperante de Sulawesi, y fundador y director de la organización de pueblos indígenas Pusaka. Añadió además, “La expansión incontrolada de las plantaciones de aceite de palma está creando conflictos sobre los derechos a la tierra, lo que ha llevado a convulsiones sociales y culturales y en daños en el medio ambiente sin precedentes."

Entre el 25 de abril y el 4 de mayo los delegados de Indonesia, Perú, Colombia y Liberia presentaron sus testimonios personales sobre los impactos de la industria del aceite de palma ante los miembros del Parlamento Europeo y los directores generales de medio ambiente, comercio, energía, clima y la cooperación al desarrollo de la Comisión Europea, así como ante los miembros del gabinete de comisionarios, para ejercer presión por una regulación más estricta de la UE sobre las cadenas de suministro del aceite de palma. Además, compartieron con los responsables de la toma de decisiones de alto nivel sus muy serias preocupaciones frente a la rápida expansión y el aumentado proyectado de la superficie de tierra prevista para las plantaciones de aceite de palma y la producción de biocombustibles, que se duplicará en los próximos años en países como Indonesia.

Las actividades organizadas para la delegación incluyeron además visitas a una refinería de aceite de palma en el puerto de Rotterdam y a Canary Wharf, el corazón de la industria financiera internacional en la ciudad de Londres. Estas acciones fueron tomadas para informar a los responsables de la toma de decisiones y permitir que los delegados sean testigos de primera mano del alcance de la cadena de suministro de aceite de palma en Europa.

“Dado que una gran parte de la demanda mundial por los productos del aceite de palma está siendo impulsada por el consumo de la UE, necesitamos regulaciones vinculantes y fuertes de las cadenas de suministro que traen el aceite de palma y otros productos agrícolas a Europa, no sistemas voluntarios”, dijo Ali Kaba, coordinador de programa e investigador principal en el Instituto de Desarrollo Sostenible, una organización de la sociedad civil de Liberia, “Cuando se tiene plantaciones de palma en la ausencia de un reconocimiento de los derechos y la seguridad legal a las tierras consuetudinarias o a las tierras indígenas, en realidad esto puede conducir muy frecuentemente a la violación de los derechos a la tierra y a los abusos de los derechos humanos, los daños ambientales y a la pobreza para las comunidades afectadas por esta industria”.

Los sistemas de certificación progresistas como la RSPO pueden algunas veces ser útiles para las comunidades, ya que a menudo son los únicos medios inmediatos disponibles para desafiar los abusos de las empresas y los desarrollos de plantaciones destructivos. Con el fin de ser más eficaces, los sistemas de quejas de certificación como el de la RSPO deben ser fortalecidos y estar mejor equipados para poder responder e investigar las quejas de la comunidad. Sin embargo, los testimonios de las comunidades en el terreno ponen de manifiesto que el etiquetado verde y los enfoques voluntarios no son adecuados para proporcionar una reparación a las quejas de la comunidad, y no son suficientes para asegurar la protección de los derechos a la tierra y el cumplimiento pleno de las leyes nacionales e internacionales de derechos humanos.

“Hemos viajado a Europa trayendo un mensaje urgente de nuestras comunidades. Al escuchar a la gente del Sudeste de Asia, Latinoamérica y África escuchamos los mismos problemas: los derechos a la tierra no están siendo respetados por la industria del aceite de palma y otros agronegocios. No nos han dejado otra posibilidad como representantes de nuestras comunidades sino la de venir a la Unión Europea a dar a conocer nuestro llamado para que se reconozcan nuestros territorios en el Perú” dijo Sedequías Ancón Chávez, representante del pueblo Shipibo y líder afiliado a la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana. Añadió además: “aquellos que trabajan en la protección del medioambiente y la mitigación del cambio climático deben entender que la manera más eficaz de proteger los bosques que quedan en pie es apoyar nuestras demandas de títulos de propiedad colectivos legales sobre más de 20 millones de hectáreas de nuestra tierra perteneciente a 1240 de nuestras comunidades que aún carecen de derechos de tenencia seguros ".

Los delegados piden por unanimidad que la UE y sus estados miembro fortalezcan la regulación de las instituciones financieras y el sector privado involucrados en el sector de la agroindustria, para así asegurar la legalidad, incluyendo el cumplimiento con las leyes nacionales e internacionales de derechos humanos y de protección medioambiental.

“Nuestra Madre Tierra está llorando por la violación de los derechos de nuestros pueblos y la destrucción de nuestro medioambiente. Visitamos una refinería de aceite de palma durante nuestra misión en la Unión Europea. El humo que sale de esa refinería representa la sangre de nuestras familias, derramada

primero a manos de los grupos paramilitares y ahora por el sufrimiento que está causado la industria del aceite de palma”, dijo el señor Willian Aljure, defensor de la tierra y los derechos humanos y representante de Comunidades Construyendo Paz desde los Territorios, CONPAZ, y quien vive en el Municipio de Mapiripán en los Llanos de Colombia. “Juntos hacemos un llamado a la solidaridad internacional para exigir que las inversiones perjudiciales y las operaciones de las plantaciones en el sector del aceite de palma que afectan a las comunidades indígenas y locales sean investigadas y debidamente castigadas, incluso por las injusticias históricas. No se pueden separar los derechos humanos del daño ambiental.”

Además de su llamado general a la acción dirigido a la Unión Europea, los gobiernos, el sector privado, los órganos de certificación y los inversionistas, los delegados junto con una amplia coalición de organizaciones indígenas y de la sociedad civil de Perú, Europa y América del Norte emitieron una demanda pública específica solicitando que las entidades reguladoras financieras remuevan a la United Cacao Ltd SEZC del registro del Mercado de Inversiones Alternativas (AIM) en la Bolsa de Valores de Londres. Hicieron dicha demanda debido a información sobre deforestación ilegal de al menos 11 100 hectáreas en la Amazonía peruana y diferentes violaciones de derechos indígenas conexas. El proyecto de la empresa United Cacao está apoyado con financiación del mercado para pequeñas empresas de la Bolsa de Londres.
“Exigimos que la Bolsa de Valores de Londres detenga inmediatamente los servicios comerciales y cancele el registro de las empresas que actúan fuera de la ley”, dijo Robert Guimaraes Vásquez, miembro del pueblo indígena Shipibo-Conibo de la Amazonía peruana. “Perú tiene la cuarta tasa más alta de asesinatos de defensores de derechos humanos y de las tierras en el mundo. Alertamos a la comunidad internacional para que proteja nuestros líderes comunitarios que están hablando públicamente en contra de la mortal industria del aceite de palma, y que enfrentan en la actualidad serios peligros para su propia seguridad.”

El llamado a la acción de los delegados no cayó en saco roto con los responsables de la toma de decisiones de la UE, quienes los invitaron a presentar más testimonios. Como reflejo de un movimiento creciente entre los ciudadanos de los Estados miembro de la Unión Europea preocupados por las comunidades potencialmente destrozadas y los bosques devastados que ha causado el aceite de palma en sus tierras, se hace un llamado cada vez mayor para que los reguladores de la UE y de los Estados miembro tomen medidas reguladoras decisivas que hagan justicia a esta demostración de solidaridad entre los ciudadanos europeos y las comunidades, exigiendo que haya un saneamiento de las cadenas de suministro de los agronegocios mundiales que vinculan a Indonesia, Liberia, Colombia y Perú y otros países productores con los mercados europeos.

  • FINAL-

Para acceder a las sesiones de información de país protegida por contraseña, biografías de los delegados, informes, fotos de la gira, y otros antecedentes, por favor visite: http://www.burness.com/pressrooms/ipeuropetour/
Login: ip tour
Contactos de prensa (Londres):
Suzanne Dhaliwal
suzanne dhaliwal@googlemail.com
+44.777.269.4327
Wanda Batista
bautista@burness.com
+1.302.233.54

Comunicado de prensa:

PDF - 399.6 KB
 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya