Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Lunes, septiembre 26 de 2016
 

Constancia

Amenazas y hostigamientos a defensores de Derecho HUmanos

Justicia y Paz

Viernes 24 de abril de 2015

2 | |

Amenazas, seguimientos y hostigamientos en contra de los defensores de derechos humanos de la Comisión de Justicia y Paz, Danilo Rueda, Alberto Franco, Abilio Peña, Alberto Franco, Gema Peña, Janeth Hernandez, Alejandro Ramirez, Stefany Amador, Estefania Abello, Camilo Aguilera, Maria E Mosquera, Johana Rodriguez, Luis Galindo Enrique Chimonja, Edwin Mosquera, Juliana Chaparro, John Betancur, Carlos Fernádez y Johana Rodríguez.

Bogotá, D.C. 24 de abril de 2015

JUAN MANUEL SANTOS 


Presidente de la República de Colombia

GERMÁN VARGAS LLERAS


Vicepresidente de la República de Colombia

JUAN FERNANDO CRISTO


Ministro del Interior

MARÍA ANGELA HOLGUÍN 


Ministra de Relaciones Exteriores

YESID REYES
Ministro de Justicia

GABRIEL VALLEJO
Ministro de Ambiente

AURELIO IRAGORRI
Ministro de Agricultura

EDUARDO MONTEALEGRE


Fiscal General de la Nación

ALEJANDRO ORDÓÑEZ


Procurador General de la Nación

JORGE ARMANDO OTÁLORA


Defensor Nacional del Pueblo

GUILLERMO RIVERA
Alto Consejero Presidencial para los Derechos Humanos

“Si no creemos en la libertad de expresión para los que despreciamos, no creemos en ella” N. Chomsky

Reciban un cordial saludo,

Nuestra Constancia Histórica y Censura Ética ante los continuos hostigamientos, seguimientos y amenazas de muerte contra integrantes de nuestra Comisión de Justicia y Paz, hechos y situaciones recurrentes desde 1996 sin que hasta la fecha las entidades del Estado diseñadas para proteger la vida y la integridad de las defensoras y los defensores de derechos humanos de nuestra Comisión hayan tomado las medidas necesarias para dar con los responsables de estos hechos.

Nuestra Constancia Histórica y Censura Ética ante los últimos hechos ocurridos en contra de integrantes de nuestra Comisión que confirman que las estructuras que están orquestando las amenazas, los seguimientos y los hostigamientos están protegiendo intereses de grandes poderes económicos a la vez que intentan obstruir el trabajo humanitario de apoyo a víctimas de la violencia estatal, a víctimas del conflicto armado, a víctimas del modelo de “desarrollo” de este país. También intentan obstruir la práctica del derecho a la libre asociación, a la libertad de expresión, a informar y a ser informados, a la honra, así como también la práctica de los derechos a la verdad, a la justicia, a la reparación y la no repetición.

Nuestra Constancia Histórica ante lo que evidentemente se ha ido convirtiendo en responsabilidad estatal por acción, por omisión y acción por omisión específicamente en las regiones en donde nuestros defensores protegen y promueven los derechos de las comunidades afectadas por el despojo y por la negación de sus derechos étnico-territoriales.
A ustedes la fundamentación fáctica de nuestra Constancia Histórica, hechos que ocurren a pesar de las Medidas Cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la Medida Provisional otorgada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos:

*Martes 23 de diciembre hacia las 3:50 p.m. un extraño hombre se acercó a la sede de nuestra Comisión de Justicia y Paz en Bogotá, ubicándose en la esquina con observación permanente.

De acuerdo con el grupo de escoltas de la UNP, al momento de la salida del defensor de derechos humanos, DANILO RUEDA, el hombre realizó un seguimiento por varias cuadras hasta la Notaría ubicada en la Calle 61 A con 19. A la salida de este lugar, se sumó otro hombre en el seguimiento en el trayecto hacia la Calle 63.

Los escoltas estrecharon el cerco del defensor mientras informaban a la DIPOL del hecho.

*Domingo 1 de febrero a las 2:00 p.m. defensores de derechos humanos de nuestra Comisión de Justicia y Paz, ALEJANDRO RAMIREZ, STEFANY AMADOR, ESTEFANIA ABELLO y CAMILO AGUILERA fueron abordados por integrantes de la policía de Mutatá, quienes requirieron sus documentos de identidad para verificar sus antecedentes penales.

10 minutos después los integrantes de la policía no habían verificado los antecedentes. Minutos después de auscultar por el destino de los integrantes de la Comisión de Justicia y Paz les dejaron seguir el camino. 

Segundos después, los integrantes de nuestra Comisión fueron fotografiados por dos hombres mestizos, quienes luego se escabulleron entrando a la plaza de mercado de Mutatá. El seguimiento se realizó cuando nuestros defensores terminaban de realizar diversas gestiones en el lugar

A eso de las 3:30 p.m. los defensores de derechos humanos de nuestra Comisión fueron nuevamente abordados por unidades policiales por espacio de 15 minutos, cuando éstos salían del municipio de Belén de Bajirá. Nuevamente la excusa fue verificar antecedentes y averiguar el destino de trabajo del grupo de defensores y defensoras.

Una hora después, las acciones de seguimiento sobre nuestros defensores de derechos humanos se produjeron en el puerto de Brisas de Curvaradó por una patrulla militar del Batallón 54 de Selva. Los defensores requisaron el equipaje de dos de los integrantes de nuestra organización, nuevamente les preguntaron por el destino de los defensores, desconociendo que las instancias policiales y militares conocen sobre nuestra labor y presencia en la región.

*Jueves 5 de marzo a las 8:10 a.m. en la calle 64 con carrera 7, los escoltas de la UNP asignados al defensor de derechos humanos, DANILO RUEDA, observaron a dos hombres que se acercaron al lugar donde éste iba a sostener una reunión de trabajo. Mientras uno de ellos hablaba por teléfono, reportando al parecer la actividad del defensor, el otro siguió haciendo un registro fotográfico de sus movimientos

A pesar de que los escoltas solicitaron a la Policía su presencia en el lugar, estos no acudieron.

*Jueves 5 de marzo hacia el mediodía, el defensor de Derechos Humanos de nuestra Comisión de Justicia y paz, ALBERTO FRANCO, fue hostigado por dos hombres quienes le tomaron registro fotográfico y lo siguieron hasta el parque Santander de Bogotá, en donde se realizaba un acto de conmemoración de los 10 años del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado, MOVICE.

De acuerdo con el grupo de escoltas de la UNP, los hombres se dispersaron cuando fueron disuadidos por estos

*Miércoles 11 de marzo a eso de las 12:30 p.m. en Chapinero, el defensor de nuestra Comisión de Justicia y Paz, DANILO RUEDA, fue seguido por dos hombres cuando tenía una reunión de trabajo con dos testigos. Los hombres se bajaron de un automotor y le siguieron, uno de ellos, tomó fotografías mientras el defensor se sentó en la parte externa de un restaurante

Los hombres cesaron su acción cuando observaron que el defensor los identificó en su acción.
*Martes 17 de marzo hacia las 12:09 p.m. directivos de la Zona de Reserva Campesina Perla Amazónica y defensores de Derechos Humanos de nuestra Comisión de Justicia y Paz, JULIANA CHAPARRO, JOHN JAIRO BETANCUR, CARLOS FERNÁNDEZ, fueron abordados por un operario de la empresa AMERISUR, de nombre CARLOS, quien agresivamente y con amenazas de hacer intervenir a la fuerzas militares pretendió impedir la jornada de verificación en inmediaciones de la comunidad de La Alea, Plataforma No. 1

Momentos después este trabajador envió a una persona para que tomara registros fotográficos del vehículo de protección asignado por la UNP. 

*Martes 17 de marzo a las 7:25 p.m. el grupo de escoltas asignados a nuestra Comisión, constató que los defensores de derechos humanos ABILIO PEÑA, JANETH HERNÁNDEZ Y GEMA PEÑA fueron seguidos en la ciudad de Bogotá desde la calle 90 con Avenida Ciudad de Cali hasta la carrera 103 con calle 131 por dos hombres que se movilizaban en una moto de placa OSG54A.

Los tres defensores de derechos humanos se desplazaban desde la sede de nuestra Comisión hacia sus lugares de residencia.

Los escoltas se percataron que las placas de la moto no coincidían con la de los cascos que portaban los hombres.

*Miércoles 8 de abril, a pocos metros de la sede de nuestra Comisión de Justicia y Paz en Bogotá, antes de las 12 del día, el grupo de escoltas asignado por la UNP a defensores de nuestra Comisión de Justicia y Paz, abordaron a un joven que merodeaba sospechosamente en bicicleta el lugar durante tres ocasiones.

El joven verificó ingresos y salidas de la oficina de nuestra Comisión de Justicia y Paz, reduciendo de manera evidente su velocidad.

El hecho coincidió minutos después del ingreso del defensor DANILO RUEDA, quien usualmente en momentos de su actividad diaria usa también bicicleta.

Ante la sospechosa actuación, los escoltas llamaron a la policía, la que reaccionó de manera pronta. El joven portaba un instrumento paralizante de choque eléctrico de 10 mil kilovatios y un documento de identidad que no corresponde con el de su portador.
Usualmente, los defensores de derechos humanos NICOLE JULLIAN, MANUEL GARZÓN, DAVID URIBE, JOSÉ SÁNCHEZ y ANDRÉS ACERO, suelen usar la bicicleta como medio de transporte para sus desplazamientos.

*Sábado 11 de abril cerca de las 5:00 p.m. en medio de la conmemoración del asesinato del líder de las comunidades afrocolombianas DEMETRIO LÓPEZ que tuvo lugar en el cementerio de Buenaventura, el grupo de escoltas asignado a nuestra Comisión de Justicia y Paz detectó que un hombre con una mochila cruzada seguía a los defensores de nuestra Comisión, MARIA E. MOSQUERA, JOHANA RODRÍGUEZ, LUIS GALINDO, ENRIQUE CHIMONJA, EDWIN MOSQUERA y DANILO RUEDA.
El hombre inició el seguimiento desde el ingreso al cementerio de Buenaventura, luego de bajarse en un taxi, cuando los defensores esperaban a algunos de los familiares de las víctimas. Cuando los defensores acompañaban la instalación de la lápida de los restos del líder afrocolombiano DEMETRIO LÓPEZ, el hombre intento sacar algo de su mochila, al ver que se le acercaron los escoltas asignados de la UNP, éste giró, toco una lápida con su mano, se dio una bendición y huyó corriendo.

*Lunes 13 de abril aproximadamente a las 4:00 p.m., cuando se realizaba un acto de memoria en el punto conocido como Punta Icaco, en memoria del comerciante WILDER GIRALDO, asesinado por neoparamilitares en ese lugar de Buenaventura, y de los jóvenes CARLOS ANGARITA y OSCAR HERNÁNDEZ, asesinados por estas estructuras criminales, los defensores y líderes comunitarios ORLANDO CASTILLO y SUSANA y los defensores de nuestra Comisión de Justicia y Paz, MARIA E. MOSQUERA, JOHANA RODRÍGUEZ, LUIS GALINDO, ENRIQUE CHIMONJA, EDWIN MOSQUERA, ALBERTO FRANCO y DANILO RUEDA fueron perseguidos y hostigados en dos ocasiones por el alias “Chapulín”.

Este integrante de los paramilitares opera desde el barrio Alfonso López y es parte de la estructura que ocupa la calle de Punta Icaco al mando de WINSTON GONZÁLEZ, “Mono”, “Cocha”, “Mongo”.

*Miércoles 15 de abril a las 9:00 a.m. BALDOINO PALACIO, al parecer representante legal del Territorio Colectivo de Pedeguita y Mansilla, se reunió en Playa Roja con repobladores de la Asociación de productores de Belén de Bajirá – ASOPROBEBA, la que fue creada por la Casa paramilitar de los hermanos CASTAÑO GIL.

En esa reunión PALACIO expresó su animadversión contra los organismos internacionales humanitarios y contra nuestra Comisión de Justicia y Paz, luego de asegurar que realizarían acciones como las sucedidas contra las familias TRIANA y BENITEZ, en la que hombres armados les atacaron, a algunos les torturaron físicamente y les desplazaron.

PALACIO expresó sobre los organismos humanitarios: “La próxima vez que vuelva a ver a los gringos en el territorio, los voy a sacar amarrados y a arrojar en un lugar apartado y desolado”, reiterando que “no permitiré el retorno de familias reclamantes, y si estas llegaran a retornar voy a efectuar desalojos, y me llevo a los gringos”

* Lunes 20 de abril hacia las 10:30 a.m. constatamos que la oficina del defensor de derechos humanos, DANIEL PRADO fue objeto de un intento de ingreso forzado.

DANIEL apodera con nuestra Comisión de Justicia y Paz a víctimas de "La Carolina", investigación penal en que se encuentra vinculado SANTIAGO URIBE, hermano del senador ÁLVARO URIBE VÉLEZ.

Dos días antes, el sábado 18 de abril, en horas de la noche, la residencia de los hijos del abogado defensor de derechos humanos, DANIEL PRADO, fue objeto de vigilancia por hombres vestidos de civil. Los hombres destruyeron las plantas del antejardín

En una ocasión anterior su residencia ha sido saqueada de material en USB, memorias y sistemas de computación. Igualmente, su automotor ha sido intervenido extrañamente para causar accidentes automovilísticos con daños premeditados sobre el sistema de frenos y aflojamiento de las tuercas de las llantas.

*Jueves 23 de abril a eso de la 1:00 p.m. en la finca Santa Ana, caserío la Cooperativa, jurisdicción de Mapiripán, una comisión de derechos humanos nacionales y observadores internacionales fue abordada por dos paramilitares que se movilizaban en una moto sin placa. Uno de ellos, que portaba arma corta, preguntó al defensor de derechos humanos de nuestra Comisión, ABILIO PEÑA, por las propiedades El Carmen, Veladero y San Ignacio. WILLIAM ALJURE, reclamante de tierras, les expresó a los paramilitares que ellos sabían en donde quedaban. Los paramilitares decidieron retirarse tomando en dirección a la finca San Ignacio.
 
En el lugar se encontraban el también defensor de derechos humanos, FABIO ARIZA, la periodista de Contagio Multimedia, CAROLINA MORENO, los escoltas de la UNP asignados para el esquema colectivo de nuestra organización y delegados observadores internacionales de Estados Unidos e Italia
 
Los hermanos WILLIAM y DUMAR ALJURE son reclamantes de la propiedad Santa Ana, que está siendo proyectada sin su consentimiento para el proyecto palmero de la empresa Poligrow.
 
De acuerdo con testigos este es un lugar de frecuente presencia paramilitar en donde levantan un puesto de control.
 
Los grupos armados que operan en Mapiripán están al mando del llamado “Tomate”, heredero del famoso “Cuchillo”, PEDRO OLIVERIO GUERRERO CASTILLO.

*Viernes 24 de abril a las 5:00 p.m. en Buenaventura, dos jóvenes siguieron durante 20 minutos a los defensores de derechos humanos GEMA PEÑA, MARÍA MOSQUERA, JOHANA RODRÍGUEZ, EDWIN MOSQUERA y a la observadora internacional SELANA TZSCHIESCHE mientras realizaban actividades de promoción de los derechos humanos en el sector conocido como Punta Icaco.
Los jóvenes, a quienes se les apoda de "campaneros" por su papel de vigilar e informar a los mandos de la estructura armada de la calle Icaco sobre los movimientos que pongan en riesgo su control, informaron durante todo este tiempo las acciones que desarrollaban las defensoras de derechos humanos.

Nuestra Censura Ética ante la mentalidad de enemigos internos que continúan concibiendo amplios sectores policiales y militares sobre nuestra labor como se refleja en los seguimientos sistemáticos durante un día a nuestra defensores en el bajo Atrato; mentalidad inoculada en líderes comunitarios que han sido cooptados por empresarios beneficiarios del paramilitarismo, ocupantes de mala fe y que legitiman graves atentados a la vida e integridad amparados en la policía.

Nuestra Censura Ética ante la ausencia de una respuesta eficaz respecto a la obligación de analizar adecuadamente la situación de riesgo de las defensoras y los defensores de derechos humanos de nuestra Comisión y para fijar planes de acción de prevención, protección e investigación eficaces.

Nuestra Censura Ética ante la absoluta ausencia de una investigación integral sobre las amenazas, persecuciones y hostigamientos de los que ha sido blanco nuestra Comisión de Justicia y Paz desde 1996 hasta el día de hoy, a pesar de que nuestra Comisión ha informado a las entidades del Estado correspondientes a través de Constancias.

En conformidad con el artículo 23 de la Constitución sírvanse dar respuesta precisa y fáctica a las siguientes preguntas que elevamos respetuosamente:

• Ante las amenazas y los hostigamientos en contra de los miembros de nuestra Comisión aquí contenidas ¿qué medidas concretas se piensan adoptar desde su entidad en conformidad con sus responsabilidades institucionales, a fin de que se evite la amenaza y se puedan evitar daños irreparables a la vida e integridad de las y los defensores de derechos humanos aquí mencionados por su labor en el bajo Atrato, Mapiripán, Buenaventura y Putumayo?

• Ante la serie de solicitudes de medidas materiales no implementadas para mitigar el riesgo de amenazas de muerte contra integrantes de nuestra Comisión de Justicia y Paz, ¿qué medidas se van a adoptar, con carácter urgente, para su implementación?

• Ante el nuevo desplazamiento de su lugar de trabajo de nuestros defensores de derechos humanos del bajo Atrato, ¿qué medidas extraordinarias se van a adoptar, para asegurar el derecho a las víctimas de recibir apoyo humanitario y apoyo para la promoción y protección de defensa de los derechos humanos? ¿Respecto a las graves advertencias de acciones contra la vida e integridad de miembros de nuestra Comisión por parte BALDOINO PALACIO, qué medidas penales, administrativas (Ministerio del Interior) y de otro tipo se van a adoptar?

• Ante las operaciones de personas extrañas en varias de las actividades que realizan los defensores, los cuáles no han podido ser claramente identificados, ¿qué actividades se van a realizar de manera eficaz, pronta y oportuna, para determinar si estas personas tienen que ver con sectores empresariales o estructuras criminales?

• ¿Cuál es el estado de las investigaciones penales respecto al conjunto de amenazas, hostigamientos, seguimientos y persecuciones aquí mencionadas?

Con profunda preocupación,

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya