Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Miércoles, octubre 22 de 2014
 

Medios

TLC Entre Colombia y la UE es Negociado por Transnacionales

Recalca

Martes 5 de mayo de 2009

2 | |

Así se desprende de los análisis hechos por la Red Colombiana de Acción Frente al Libre Comercio – Recalca, que reúne a las organizaciones sociales más importantes del país y la Red UE-CAN, con sede en Bruselas

Según ellos, el objetivo del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y la Unión Europea es “consolidar y ampliar el control que ya poseen las multinacionales europeas sobre vitales áreas de la economía nacional, como el agua, la energía, las telecomunicaciones, el sistema bancario, los medicamentos y los recursos mineros, con la complicidad del gobierno colombiano.”

La conclusión corresponde a cinco estudios elaborados por RECALCA y dos por la Red UE-CAN, donde se evidencia cómo empresas europeas “han sido protagonistas y principales beneficiarios de grandes negociados que han defraudado el erario por décadas, y estarían detrás de las decisiones que se están tomando en las actuales negociaciones del TLC.”

Ante la negativa gubernamental por elaborar estudios de impacto de este TLC con Europa y el rechazo en crear mecanismos de participación para la sociedad civil, diversas organizaciones sociales se han dado a la tarea de analizar sus consecuencias.

Los estudios de Recalca toman cinco casos en que las multinacionales europeas han actuado en contra del patrimonio público. Son ellos: la española Endesa en la privatización de la Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá, la alemana Siemens en la construcción del Metro de Medellín, la española Telefónica en la compra a menosprecio de Telecom, la inglesa BHP Billiton en la explotación del ferro-níquel y la suiza Glencore en la explotación del Carbón en el departamento del Cesar.

El diagnóstico general de los estudios de Recalca es que la presencia del capital europeo en los sectores más importantes para el progreso del país “ha significado la pérdida de valiosos patrimonios públicos, trayendo como consecuencia menos ingresos para el Estado, mayores tarifas en servicios públicos para los usuarios, descapitalización de las empresas que han adquirido, enormes sobrecostos en los proyectos donde están involucrados, incrementos inmensos de la deuda externa pública, despojo y explotación voraz en vastos territorios del país, un impacto ambiental irremediable y nefastas consecuencias sociales y económicas”.

TLC CON EUROPA SIN ACCESO REAL PARA PRODUCTOS AGROPECUARIOS

El otro estudio presentado por la Red UE-CAN, afirma que en este TLC “persistirán las rígidas medidas sanitarias y fitosanitarias que la UE exige para el ingreso de productos, sobre todo agrícolas”. Por cuenta de estas barreras no arancelarias, “no se permite el ingreso de productos que no hayan tenido un historial de exportación al mercado europeo anterior a mayo de 1997, dado que considera que los mismos podrían ser dañinos para la salud.”

Para completar, los productores colombianos deberán enfrentarse a los enormes subsidios otorgados en la Política Agrícola Común Europea, que suman más de 51.000 millones de euros. En el caso del azúcar, por ejemplo, los subsidios suman 7.000 millones de euros, mientras la producción tiene un valor de 6.472, es decir, “la ayuda interna es mayor que la misma producción”. Con estos subsidios y las pretensiones europeas en medidas sanitarias y fitosanitarias, será imposible vender un kilo de cualquier producto colombiano a ese bloque, concluyeron los investigadores.

INVERSIÓN EXTRANJERA Y SERVICIOS, BAJO EL CONTROL EUROPEO

El TLC con la UE contempla una definición amplia de inversionista y de inversión extranjera; además de normas sobre servicios financieros y sobre libre movilidad de capitales. Para los investigadores, “es evidente la semejanza en la estructura temática del TLC con la Unión Europea, con respecto a la que contemplan los tratados de libre comercio (TLC) suscritos entre países de la CAN con los Estados Unidos”. En efecto, el Mandato Negociador de Europa para estas negociaciones plantea como un objetivo principal la “conformación de una Zona Euro-Latinoamericana de Libre Comercio, contrapunto al ALCA, a más tardar en el 2010”.

La inversión en servicios de la Unión Europea en el mundo es de 1.549 millones de dólares al año, mientras la inversión extranjera de la CAN en esta área no alcanza los 80 millones al año. “Cuál será la inversión que se beneficiará en este TLC, la de Europa o la de la CAN”, se preguntan los investigadores que afirman que los únicos ganadores de esta negociación son las transnacionales europeas.

Los negociadores han manifestado que el ámbito para la inversión extranjera incluye todas las actividades económicas de la nación, excepto el tema de seguridad y desechos tóxicos, es decir, incluye también el tema de la educación, la biodiversidad y la salud.

PRECIOS DE MEDICAMENTOS SE INCREMENTARÁN EN US$ 386 MILLONES

La cifra es el resultado del estudio elaborado por la Alianza CAN-UE por la defensa de los medicamentos, conformada en Colombia por Misión Salud, que preside Germán Holguín Zamorano. Según los análisis hechos por la organización, “el monto mencionado se haría realidad si se aceptara extender las patentes de 20 a 25 años y si igualmente se elevara los derechos de los datos de prueba (que permiten validar los medicamentos antes de su comercialización) de 5 a 10 años”, tal como lo ha exigido la UE en las negociaciones.

Los resultados de estos estudios serán presentados en Bogotá este jueves 7 de mayo -paralelo a la III Ronda de Negociaciones en Bruselas- en rueda de prensa que se ofrecerá a las 8:00 a.m. en el paraninfo Benjamín Herrera de la Universidad Libre (calle 8 con 5), donde posteriormente se realizará el foro público “Lo que no se ha dicho del TLC con la UE: los beneficios para las transnacionales”, con la participación de los senadores Jorge Enrique Robledo y Cecilia López, Iván Cepeda del movimiento de víctimas de crímenes de Estado, Miguel Cortes de la fundación Ifarma, entre otros.

 
Dirección: Calle 61A No 17-26 Telefax: (57-1) 346 36 13
 
Desarrollado por Atarraya