Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Viernes, septiembre 30 de 2016
 

Constancia

Seguimientos ilegales, abusos de autoridad, interceptación de comunicaciones, difamaciones

Martes 11 de noviembre de 2014, por Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

2 | |

Nuestra Constancia Histórica y Censura Ética ante la persistente operación psicológica (seguimientos, intimidaciones, difamaciones, señalamientos) y de interceptación de comunicaciones que vulneran la libertad de expresión, el derecho a la búsqueda de la verdad, a la honra y que legitiman el eventual uso de la violencia ilegal contra los defensores ALBERTO FRANCO, ADRIANA ARIZA, JANETH HERNÁNDEZ, ABILIO PEÑA, SANTIAGO MERA, JHON JAIRO BETANCUR, CARLOS FERNÁNDEZ, y DANILO RUEDA, así como, contra los que prestan el servicio de escolta al conjunto de defensores de nuestra Comisión de Justicia y Paz

Bogotá, D.C. 10 de noviembre de 2014

JUAN MANUEL SANTOS
Presidente de Colombia

GERMÁN VARGAS LLERAS
Vicepresidente de la República

JUAN FERNANDO CRISTO
Ministro de Interior

MARÍA ANGELA HOLGUÍN


Ministra de Relaciones Exteriores

YESID REYES
Ministro de Justicia

GABRIEL VALLEJO


Ministro de Ambiente

EDUARDO MONTEALEGRE


Fiscal General de la Nación

ALEJANDRO ORDÓNEZ


Procurador General de la Nación

JORGE ARMANDO OTÁLORA
Defensor Nacional del Pueblo

GUILLERMO RIVERA FLOREZ
ALTO CONSEJERO PRESIDENCIAL PARA LOS DERECHOS HUMANOS

SERGIO JARAMILLO CARO
ALTO COMISIONADO PARA LA PAZ.

Ref: Seguimientos ilegales, abusos de autoridad, interceptación de comunicaciones, difamaciones

“Nos devuelven mal por bien,
Y odio por amor” Salmo 109

Nuestra Constancia Histórica y Censura Ética ante la persistente operación psicológica (seguimientos, intimidaciones, difamaciones, señalamientos) y de interceptación de comunicaciones que vulneran la libertad de expresión, el derecho a la búsqueda de la verdad, a la honra y que legitiman el eventual uso de la violencia ilegal contra los defensores ALBERTO FRANCO, ADRIANA ARIZA, JANETH HERNÁNDEZ, ABILIO PEÑA, SANTIAGO MERA, JHON JAIRO BETANCUR, CARLOS FERNÁNDEZ, y DANILO RUEDA, así como, contra los que prestan el servicio de escolta al conjunto de defensores de nuestra Comisión de Justicia y Paz.

Nuestra Constancia Histórica ante los serios indicios y las pruebas allegadas desde 1996 que identifican a actores institucionales y privados, y algunos hoy, con cargos de representación pública, en el conjunto de actuaciones que le han antecedido a los hechos precedentes, conductas repudiables, censurables, que no han sido esclarecidas judicial ni sancionadas institucionalmente de ninguna manera.

Nuestra Constancia Histórica ante el conjunto de hechos que fundamentan fácticamente la continuidad de los riesgos de las y los integrantes de nuestra Comisión de Justicia y Paz en razón de la protección, la promoción de los derechos al territorio, al ambiente sano, a la vida, a la integridad personal y colectiva, a la verdad, a la justicia, a la reparación integral, y no repetición y a la paz:

*Miércoles 9 de julio hacia las 6.05 p.m. el grupo de escoltas de la UNP, observó la vigilancia de hombres sobre la labor del defensor de derechos humanos ABILIO PEÑA, desde un automóvil gris con vidrios polarizados de placas OCJ 505 de Ibagué.

Minutos después, los escoltas que acompañaban detectaron el seguimiento de motorizados desde el lugar humanitario de hospedaje de víctimas hasta el terminal de transportes de Bogotá.

Los escoltas informaron a la policía sobre los seguimientos ilegales.

*Domingo 3 de agosto hacia las 6:45 p.m., en la ciudad de Bogotá, el equipo de escoltas de la UNP, identificó un seguimiento al defensor de derechos humanos de nuestra Comisión de Justicia y Paz, DANILO RUEDA.

De acuerdo con la información, dos vehículos marca Renault, con vidrios polarizados y similares letras de placas, se ubicaron en el sitio de salida del salón de conferencias en la 116 en donde se encontraba el defensor impidiendo la movilización del automotor de protección.

En el vehículo delantero, se encontraban tres personas y en el de atrás solamente el conductor. Desde el vehículo delantero salió una mujer que ingresó al lugar en donde se encontraba el defensor de derechos humanos, y se le acercó directamente buscando su reacción.

El movimiento de la mujer alertó a uno de los escoltas que observaba atentamente las actuaciones del defensor que dialogaba en el lobby del Hotel. Al parecer, la mujer se comunicó desde el interior del establecimiento con uno de los que se encontraba en uno de los automotores.

Minutos después, otra mujer salió del Hotel, se acercó a uno de los automotores e ingresó a un establecimiento contiguo en donde se cambió de vestido. Cuando observaron que uno de los escoltas detectó los extraños movimientos, las dos mujeres se subieron una en cada carro y salieron del lugar.

*Miércoles 21 de agosto a partir de las 7:45 a.m. y hasta las 11:00 a.m. el esquema de protección de la UNP al servicio de la Comisión de Justicia y Paz, constató la vigilancia, toma de fotografías y registros escritos por parte de personas con apariencia de indigentes, dos mujeres y tres jóvenes a la sede de nuestra organización. Las personas abandonaron el lugar luego de un llamado a las unidades policiales cercanas

*Jueves 22 de agosto hacia a las 8:30 p.m. el grupo de escoltas de la UNP, reaccionó persuasivamente contra un hombre que sospechosamente se acercó durante dos ocasiones al defensor de derechos humanos DANILO RUEDA.

El defensor se encontraba en el Súper Mercado Carulla de la Calle 63 y al salir por la puerta principal, mientras el defensor dialogaba con una persona, el hombre se le acercó llevando su mano al cinto.

En reacción uno de los escoltas se le atravesó. Posteriormente el hombre volvió a insistir en acercarse colocándose diagonalmente al defensor de derechos humanos, obligando a otro de los escoltas a atravesarse. Entre tanto, el defensor de derechos humanos fue conducido por la fuerza y con rapidez al vehículo.

El hombre huyó del lugar dirigiéndose hacia una motocicleta que al parecer lo esperaba.

*Miércoles 27 de agosto entre las 6:00 p.m. y las 7:30 p.m. se constató la vigilancia a la sede de la Comisión de Justicia y paz desde un vehículo de color plateado, placas BYY 850 que se aparcó muy cerca de la sede.

En el vehículo se encontraban tres personas, una de ellas con uniforme militar. Cuando la policía apareció atendiendo al llamado de alerta, el vehículo y los ocupantes se retiraron, sin que fueran abordados por los policiales.

*Jueves 28 de agosto en horas de la noche, nuestra Comisión de Justicia y Paz fue informada por una fuente que exigió no revelar su nombre, que dentro de las operaciones ilegales de estructuras estatales y algunos políticos, se pensaron acciones psicológicas mediáticas de desprestigio contra el padre JAVIER GIRALDO y DANILO RUEDA, ver video acusándolos de pertenecer a las FARC y de ordenar asesinatos como el de ADÁN QUINTO.

De acuerdo con la información recibida, las comunicaciones de los dos defensores de derechos humanos tanto las líneas telefónicas, como los teléfonos móviles y correos electrónicos están siendo intervenidas desde hace varios meses.

*Lunes 1 de septiembre hacia las 2:00 p.m. el grupo de escoltas de los defensores de derechos humanos, ALBERTO FRANCO y ABILIO PEÑA, detectaron que eran seguidos por un hombre que realizaba registros fotográficos y reportes por teléfono.

El seguimiento ocurrió cuando los defensores se dirigían de la sede de la organización a un restaurante. Otro hombre continúo con la misma labor durante la permanencia de los defensores en el establecimiento público y hasta una cuadra antes del ingreso a la oficina.

A eso de las 3:15 p.m., el mismo sujeto regresó a inmediaciones de la oficina y se dirigió hacia la carrera 17 con calle 63. Al hombre al ser descubierto pretendió escabullir el seguimiento de los escoltas y del defensor de derechos humanos DANILO RUEDA, simulando sacar dinero de un cajero automático. El grupo de escoltas constató que este sujeto fue uno de los que siguió junto con otro, al Defensor de Derechos humanos DANILO RUEDA en horas de la mañana cuando este realizaba actividades deportivas cerca de su lugar de residencia

*Martes 2 de septiembre hacia la 1:00 p.m., durante más de 20 minutos, el esquema de protección de la UNP detectó a dos personas vestidos de civil siguiendo a los defensores de derechos humanos de nuestra Comisión de Justicia y Paz ALBERTO FRANCO, FABIO ARIZA Y ABILIO PEÑA mientras almorzaban a menos de 200 metros de la oficina.

Uno de los sujetos, observó desde unas cabinas telefónicas al frente del restaurante y el otro en una esquina cercana.

Cuando los escoltas reaccionaron y se les acercaron, los dos hombres se dispersaron en direcciones contrarias, pasando por el frente de la oficina de nuestra Comisión Justicia y Paz.

Simultáneamente se presentó un seguimiento en un centro comercial de la calle 72 en el que se encontraba el Defensor de Derechos Humanos DANILO RUEDA, en la proyección de asuntos de paz y derechos de las víctimas. Se presume por el reporte de los integrantes de protección de la UNP, que el seguimiento se inició desde la oficina. Uno de los individuos al ser detectado por el grupo de escoltas se retiró del lugar.

*Jueves 4 de septiembre desde las cuentas de twitter @CAnaltraseg y @jomirer se enviaron varios mensajes cuestionando la asignación de esquemas de la UNP a nombre de ALBERTO FRANCO, al equipo de defensores de Curvaradó y a DANILO RUEDA.

En los mensajes se dan detalles que reflejan el seguimiento a los defensores entre ellos un accidente leve en bicicleta que sufrió el defensor de derechos humanos días atrás DANILO RUEDA en la Calle 45 con carrera 19

*Martes 9 de septiembre entre 4:00 y 4:40 p.m., el defensor de derechos humanos DANILO RUEDA fue seguido por cuatro hombres y una mujer, luego que este saliera de nuestra sede y se digiera a la librería Panamericana de la Calle 60 con carrera 13.

El grupo de escoltas detectó el movimiento de dos hombres que ingresaron a la papelería Panamericana siguiendo al integrante de nuestro Comisión. Estos les siguieron hasta la mitad de la calle 59 desde la carrera 13, y cuando se encontraron descubiertos se distanciaron entre sí, y se quedaron quietos. Otro permanecía en la esquina subido en una motocicleta. Dos permanecían a pocos metros de la Avenida Caracas con Calle 59 simulando ser una pareja e ingresaron al SIM (Oficina de Registros de Transporte) de la calle 59 con Caracas a donde los escoltas ingresaron al defensor para protegerle.

De acuerdo con testigos, desde el SIM en las comunicaciones uno de los hombres expresó: "llegaron todos, están afuera, desmonten", al parecer refiriéndose a los escoltas de la UNP y a la operación que realizaban
La pareja permaneció dentro del recinto público hasta que el defensor fue subido al automotor blindado. Al salir la moto con un hombre permanecía en la Avenida Caracas y los otros dos hombres sobre la carrera 13

*Miércoles 10 de Septiembre, aproximadamente a las 10:00 a.m. se constató una nueva amenaza de muerte que llegó al correo institucional de nuestra organización procedente del correo aguilasnegrasbloquecapital@gmail.com que contiene los mismos datos adjuntos enviados a diversas organizaciones de Derechos Humanos en las últimas 48 horas.

El mensaje recibido señala: “los invitamos a este entierro. No están en las listas porque ya no son objetivo pues son cadaveres vamos a empezar organizacion por organizacion”.

* Domingo 15 de septiembre hacia las 10:00 a.m. nuestra Comisión de Justicia y Paz fue informada que en manifestación que se adelantó como rechazo a las capturas de políticos vinculados con parapolítica en Urabá adelantada en Turbo, el afrodescendiente JAIME BEITAR, reclamó públicamente “porque a ellos (los políticos) que son inocentes si los capturan y no capturan a María Ligia Chaverra y al P. Albertro Franco que tienen vínculos con la guerrilla”. De acuerdo con testigos, BEITAR sostuvo nuevamente que “Las zonas humanitarias de Curvaradó y Jiguamiandó tienen claras relaciones con la guerrilla”.

*Miércoles 17 de septiembre, desde las 14:15 p.m., de acuerdo con el grupo de escoltas, el defensor de derechos humanos de nuestra Comisión de Justicia y Paz, DANILO RUEDA, fue seguido por dos hombres en una motocicleta con dos hombres.

El seguimiento se produjo por más de 35 minutos desde la sede de nuestra Comisión hasta la sede de la organización REINICIAR, ubicada en la Calle 19 entre la carrera 7 y 8va, en la que se iba adelantar una reunión de las víctimas y el proceso de paz.

Los hombres al ser detectados por uno de los escoltas, le hicieron gestos de que no les importaba, mostraron un arma y se hicieron del lado derecho del automotor en que se movilizaba el defensor DANILO RUEDA. Segundos después adelantaron la automotor en que se movilizaba el defensor y se mantuvieron delante de la camioneta, tratando de demostrar su poder a los escoltas.

Luego los motorizados les siguieron hasta que el defensor se bajó del automotor y éste ingreso a la sede de REINICIAR.

*Miércoles 24 de septiembre a la 1:30 p.m. dos hombres llegaron a menos de 30 metros de la sede de la Comisión de Justicia y Paz en una motocicleta. Al bajarse abordaron a uno de los escoltas preguntando si estaba vinculado a la UNP. Luego expresaron que estaban en el lugar "porque estaban haciendo un trabajito".

Los hombres se separaron y cada uno se ubicó en una esquina. Uno de ellos habló por teléfono y otro tomó camino de un lado a otro, hasta cuando salió el defensor de derechos humanos, DANILO RUEDA; éste al percibir esa presencia se vio obligado a ingresar nuevamente a la sede. Minutos después, los hombres se retiraron del lugar en la misma motocicleta.

*Martes 7 de octubre entre las 10:30 y 11:30 a.m en el municipio Belén de Bajirá, los defensores de derechos humanos, MILBIA DÍAZ, FABIO ARIZA y dos acompañantes internacionales fueron hostigados por cuatro integrantes de estructuras paramilitares de este lugar.

El seguimiento se realizó cuando realizaban gestiones logísticas para el Encuentro Interétnico promovido por el Movimiento de Crímenes de Estado, MOVICE; Comunidades Construyendo Paz en los Territorios, CONPAZ y nuestra Comisión de Justicia y Paz. Posteriormente, los paramilitares continuaron el seguimiento a los defensores en camionetas desde Belén de Bajirá hasta Brisas de Curbaradó en donde están asentados también los paramilitares.

*Domingo 12 de octubre hacia la 1:15 a.m., nuestra Comisión de Justicia y Paz fue informada que en la entrada del municipio de Cartago, el defensor de derechos humanos, SANTIAGO MERA fue obligado por agentes policiales a bajarse del bus intermunicipal en que se transportaba hacia Medellín para participar en el Encuentro Interétnico en el Chocó.

Uno de los cuatro efectivos regulares interrogó a SANTIAGO, a pesar que éste se identificó como defensor de derechos humanos, éste le interrogó por lo que llevaba en su equipaje. El defensor, que solo llevaba unas prendas de vestir, unos documentos de trabajo como defensor de derechos humanos.

A pesar de la respuesta, uno de los policiales le preguntó: ¿Qué lleva en el maletín?, ¿a qué se dedica usted?, ¿cuánto se gana?, ¿Está satisfecho con su salario? El policial insinuó que SANTIAGO era un transportador de cocaína, más conocido como mula.

Cinco minutos después, otro uniformado se dirigió a nuestro defensor y le manifestó que él aparecía en un video con dos bolsos en los que llevaba droga. El policial agregó: “esto se le puede ir hondo”. Santiago le exigió al policía que le enseñara el video y le demostrara que llevaba droga, hecho por el que se le acusaba falsamente.

Luego otro de los policías motorizados, volvió a interrogar a SANTIAGO, desestimando que no era traficante de droga ni mula, que era defensor de derechos humanos, beneficiario de medidas cautelares de CIDH y de medidas materiales de protección de la UNP. Antes de ordenarle subir al bus, tomó el documento de identidad y le expresó: “a usted lo vamos a investigar”
Luego de subirse, uno de los policiales montó un bolso pequeño, al lado del defensor de derechos humanos y tomó un registro fotográfico frente al pretendido montaje, el defensor se retiró.

*Martes 21 de octubre aproximadamente a las 7:40 p.m. los defensores de derechos humanos ABILIO PEÑA, JANETH HERNÁNDEZ Y LAURA PEÑA, de acuerdo al reporte de los escoltas, luego de salir de la sede de nuestra Comisión de Justicia y Paz, fueron seguidos por dos motociclistas que no portaban cascos, chalecos, ni placas.

*Domingo 26 de octubre en horas de la mañana, nuestra Comisión tuvo conocimiento que en el aeropuerto Los Cedros de Carepa, Apartadó, civiles que abordaron un avión de la Fuerza Aérea Colombiana, FAC, acusaron con gritos a los defensores de derechos humanos DANILO RUEDA y JAVIER GIRALDO, de despojadores.

El grupo que abordó el avión militar fue llamado por altoparlantes como "Los Reclamantes"

Según algunas fuentes, este grupo de personas participó en el encuentro de víctimas de la guerrilla de las FARC, promovido, entre otras personas, por la Representante de Centro Democrático MARÍA FERNANDA CABAL.

*Martes 28 de octubre en horas de la mañana, ALBERTO FRANCO fue objeto de un seguimiento en su recorrido matinal hacia lugares de trabajo.

Según su esquema de escoltas, el defensor fue seguido desde un automotor con vidrios polarizados de placas HVL 974. Después de 25 minutos los escoltas lograron evadir el seguimiento.

*Miércoles 29 de octubre a las 11:25 am, en el caserío El Desierto, comunidad vecina del resguardo indígena, Resguardo Nasa Jerusalén, San Luis Alto Picudito de Villagarzón, JHON BETANCOR y CARLOS FERNÁNDEZ integrantes de nuestra Comisión de Justicia y Paz que se dirigían hacia Mocoa en el esquema de protección asignado por la UNP, después de haber corroborado nuevos hechos amenazantes en contra de integrantes del resguardo Nasa Jerusalén San Luis Alto Picudito, fueron abordados por soldados del Batallón Energético y Vial No 21 adscrito a la Brigada 27 de Selva.

Uno de los uniformados de apellido Ramírez, desconoció el esquema de protección de la UNP y procedió a abrir las puertas del carro exigiendo a los defensores de Derechos Humanos en tono agresivo bajar del vehículo,
Posteriormente, el regular procedió a abrir la bodega y bajar las maletas, a pesar de que otros uniformados infructuosamente, intentaban calmarlo. Finalmente algunos de los uniformados pidieron disculpas por la actitud del militar y pidieron a nuestros defensores continuar el recorrido.

*Martes 4 de noviembre en horas de la tarde un vehículo con tres hombres en su interior, estuvo parqueado en frente de la sede de nuestra Comisión hasta las 6:55 p.m., los individuos simularon que había una imperfección mecánica e hicieron visible la entrega del armamento para intimidar a las defensoras de derechos humanos ADRIANA ARIZA Y JANETH HERNÁNDEZ cuando salían y cerraban las instalaciones.

Nuestra Censura Ética ante la continuidad de operaciones ilegales contra defensores y defensoras de nuestra Comisión de Justicia y Paz con seguimientos, intimidaciones, acosos a ADRIANA, JANETH, ALBERTO, ABILIO, FABIO, MILBIA, SANTIAGO, JHON, CARLOS, DANILO, y sobre las comunicaciones y movimientos cotidianos, hechos que constituyen una evidente obstrucción a la labor de defensa, de promoción, de derechos humanos, ambientales, sociales, culturales, territoriales y a la paz que desarrolla nuestra organización.

Nuestra Censura Ética ante los abusos de autoridad y agresiones de policiales y militares contra defensores de nuestra organización como SANTIAGO, CARLOS y JHON cuando estos se movilizaban en transporte público o en los vehículos de los esquemas de protección asignados por la UNP, sin reparo alguno, con alevosía manifiesta, sin buenas formas, expresan la mentalidad del enemigo interno, al que hay que atacar sin consideraciones básicas de respeto.

Nuestra Censura Ética ante la serie de actuaciones irresponsables con sus compromisos por parte de la UNP ante la abdicación de las obligaciones estatales ante el sometimiento a las decisiones de empresas privadas que intimidan con el despido a personas que protegen a defensores de derechos humanos porque abogan en el desarrollo de su misión, si los problemas son presupuestales, desde años atrás, las organizaciones de derechos humanos y sociales, cuestionamos la tercerización y solicitamos ante el derecho de recursos la intervención de los entes de control, pero siempre todo fue desestimado y ahora las consecuencias las padecen los escoltas y los defensores.

Nuestra Censura Ética ante la ausencia de una investigación eficaz, sistemática, en contexto contra la serie de hechos victimizantes, incidentes, actuaciones contra derecho realizadas con la complicidad, la tolerancia, la anuencia y participación de estructuras estatales militares, policiales y civiles, y también de personajes de la vida pública y de elección popular, contra nuestra organización desde 1996; si desde ese momento, las investigaciones hubieran enfrentado decididamente los orígenes, los instigadores y los planificadores de campañas psicológicas, de montajes judiciales, de amenazas y de atentados frustrados nada de lo que hoy sucede continuaría sucediendo; si por una primera vez, alguno caso de defensores de derechos humanos o de cualquier organización, no la nuestra, hubiera significado una decisión administrativa de destitución, por ejemplo, habría más garantías para la defensa y promoción de los derechos humanos.

Nuestra Censura Ética ante una serie de hechos de los que son responsables sectores públicos y empresariales, algunos de ellos, beneficiados del paramilitarismo o de actuaciones en las que se burlan los derechos de habitantes rurales y urbanos, que pretenden negar, limitar, obstaculizar, impedir, la misión de nuestra organización en la promoción, defensa y fortalecimiento de las víctimas y la sociedad en los derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales, ambientales, y a la paz.

En conformidad con el artículo 23 de la Constitución Nacional, y según su misión y responsabilidades institucionales, les solicitamos respetuosamente brindar una respuesta precisa.

1. ¿Desde sus competencias qué investigaciones de orden penal y administrativa se abrirán a los miembros de la Policía Nacional, ante la flagrante omisión de atender los requerimientos realizados por la comunidad los días 26 de octubre y 10 de noviembre? Solicitamos se nos informe el nombre de los patrulleros que fueron asignados para atender la situación del 10 de noviembre dentro del predio El Mirador, antiguo Tamarindo?

2. Ante los abusos a nuestro defensor de Derechos Humanos, SANTIAGO MERA, ¿qué medidas concretas se van a adoptar frente a los policiales?

3. Algunas unidades del Batallón Especial Energético y Vial Nº 21, ¿qué medidas se van a tomar?

4. En los departamentos de Putumayo, Meta, Valle, Chocó, Atlántico, ¿qué instancias militares o policiales han firmado acuerdos, convenios de seguridad y de protección con empresas privadas? ¿Cuál es la fundamentación constitucional de dichos acuerdos o convenios?, ¿cuáles empresas, en qué departamento, cuál es la cuantía, por qué tiempo, para qué funciones? , ¿dichos acuerdos tienen en cuenta los principios de Naciones Unidas sobre empresas y derechos humanos, independientemente que estos sean voluntarios?

5. ¿Cómo se explica que en el caso de Putumayo puedan efectivos regulares desconocer los derechos de los ciudadanos, entre ellos los de defensores de derechos humanos, como arriba se enuncia en una evidente vulneración? ¿Frente a los abusos del efectivo militar, y algunas unidades del Batallón Especial Energético y Vial Nº 21, qué medidas se van a tomar? ¿Por parte de quién?

6. ¿Cuáles son los protocolos que la policía nacional sigue para el tratamiento a ciudadanos que eventualmente delinquen?, ¿cómo se actúa sobre personas sospechosas?, ¿cómo se diferencia o no el tratamiento sobre ciudadanos no incursos en conductas delictivas ni en flagrancia?, ¿qué mecanismos expeditos de corroboración de identidad desarrollan para evitar abusos?, ¿qué valor se da a las pruebas que personas idóneas y honestas realizan para evitar ser blanco de abusos policiales? Ante los abusos de nuestro defensor de Derechos Humanos, SANTIAGO MERA, ¿qué medidas concretas se van a adoptar frente a los policiales?

7. ¿Cuáles son los resultados de la intervención de los organismos de control sobre los recursos públicos destinados a empresas privadas que prestan sus servicios a las y los defensores de nuestra Comisión de Justicia y Paz en los esquemas colectivos?

6. ¿Quién asume responsabilidades en el sector privado por la denegación de servicios de escoltas en otras ciudades a las y los defensores de derechos humanos de nuestra Comisión de Justicia y Paz?.

7. Respecto a los incidentes de seguridad arriba enunciados, que han significado un riesgo adicional para los escoltas y no solo a los defensores de derechos humanos, ¿qué valoración existe por parte de la UNP?, ¿qué medidas materiales o adicionales se han discutido o se piensan adoptar? Ante la permanente denegación del servicio de protección en otras regiones del país, para los defensores que habitan en Bogotá, ¿qué medidas y respuestas se van a dar para evitar daños irreparables a la vida e integridad de los defensores?

8.Conociendo las limitantes de la misión de la UNP, ¿de qué manera se está brindando una respuesta integral del ejecutivo a través de la Alta Consejería de Derechos Humanos y del Ministerio del Interior, a los hechos arriba enunciados? Si no ha existido una respuesta concreta, ¿qué medidas se van a adoptar?, ¿cuál es el plan de prevención, de reacción y de actuación estratégica?.

De toda consideración,

COMISIÓN INTERECLESIAL DE JUSTICIA Y PAZ

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya