Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Miércoles, septiembre 28 de 2016
 

Medios

Paramilitares en Antioquia, Chocó y Córdoba amenazan la paz

Semanario VOZ

Lunes 12 de septiembre de 2016

2 | |

Llamado de auxilio de las comunidades de Apartadó (Antioquia). Paramilitares ejercen control en Curvaradó y Jiguamiandó (Chocó). En Tierralta (Córdoba), circulan temores y desconfianzas.

Un llamado de alerta realizaron este viernes 9 de septiembre organismos humanitarios nacionales e internacionales, movimientos sociales y políticos desde la región de Urabá, exactamente en el corregimiento San José de Apartadó, donde hay en las narices de la Policía y Ejército la presencia de grupos paramilitares que avanzan libremente sin que ninguna autoridad haga algo para impedir su accionar criminal.

En las redes sociales circula un llamado de auxilio de las comunidades del corregimiento perteneciente al municipio de Apartadó, eje bananero de Urabá, Antioquia: “Compañeros, urgente. Desde San José de Apartadó denunciamos que los paracos vienen bajando de veredas que quedan a 20 minutos de donde está la gente. Estamos muy preocupados. Ayudemos a visibilizar eso”.

La denuncia de las comunidades campesinas desde las estribaciones de la Serranía de Abibe ratifica que en esta región el accionar del paramilitarismo sigue avanzando impunemente amenazando y asesinando labriegos que se oponen a sus atrocidades.

Un comunicado del Comité de y Para los Derechos Humanos de San José de Apartadó divulgado en Radio Macondo (www.radiomacondo.fm) señala que desde el jueves 8 de septiembre las comunidades observaron nuevamente la fuerte presencia paramilitar que avanzaba por varias veredas de San José de Apartadó. El grupo paramilitar, con por lo menos 50 hombres con armas largas y que se hace llamar Autodefensas Gaitanistas de Colombia, ya hace presencia en las veredas Arenas Altas, Resbalosa y El Porvenir.

Bajo la consigna “ahora sí vinimos para quedarnos” pasan casa por casa por estas veredas informando su presencia y anunciando que desde ahora ellos son los que van dominar el territorio.

Ya desde el martes 7 de septiembre están asentados en Arenas Altas. Allí ya anunciaron además operativos en Saiza, ya se presentan algunos desplazamientos de varias familias que temerosas se han desplazado a los cascos urbanos de Urabá.

Desde el pasado 20 de marzo se presenta una fuerte presencia paramilitar en las veredas La Esperanza, La Hoz, Rodoxalí y El Porvenir. Esta situación ha difundido el miedo y la zozobra entre los habitantes de dichas veredas. En los últimos meses, este grupo ha sido responsables de daños a propiedades, amenazas de muerte hacia algunos líderes comunales, hostigamientos verbales y torturas contra algunos moradores. Es necesario mencionar y recordar que la presencia armada de estos grupos siempre ha sido denunciada por parte de nuestro comité sin que hasta el momento las autoridades intervengan contundentemente para proteger a la población.

Ante la delicada situación la Comunidad de Paz de San José de Apartadó exige que estos grupos armados desocupan sus espacios comunitarios.

“Hacemos un llamado urgente a la comunidad nacional e internacional por la presencia de contingentes paramilitares en nuestro asentamiento comunitario en la vereda Arenas Altas y en la vereda La Hoz del corregimiento de San José de Apartado, lo cual coloca en grave riesgo a nuestras familias y niños”, indica el manifiesto publicado.

También en Chocó y Córdoba

Al grave panorama de la San José de Apartadó se suma la presencia de paramilitares que ejercen control en Curvaradó y Jiguamiandó (Chocó). Allí las comunidades campesinas e indígenas denunciaron ante la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz las acciones de las estructuras paramilitares en el territorio que se presentan en las comunidades como guerrilleros de las FARC EP. También se informa de operaciones de paramilitares de civil en el corregimiento Pavarandó, coordinados desde el casco urbano de Mutatá, en Antioquia.

Entre tanto, en áreas rurales del municipio de Tierralta, departamento de Córdoba, circulan temores y desconfianzas en estas zonas circundantes de la vereda El Gallo, Nudo del Paramillo, donde tendrá lugar la concentración de guerrilleros de las FARC dentro de lo acordado con el Gobierno nacional en La Habana, Cuba.

“Esa presencia y accionar de grupos paramilitares cerca de la zona del Paramillo son una amenaza al proceso de paz y reconciliación”, advierten líderes de las comunidades asentadas en el Paramillo.

Al respecto se conoció un comunicado de la Asociación Campesina para el Desarrollo del Alto Sinú (Asodecas), en el que denuncia ante la opinión pública nacional e internacional el temor que sienten los pobladores del corregimiento Saiza, Tierralta, sur de Córdoba, por la fuerte presencia de grupos paramilitares en el corregimiento y sus veredas, presencia de estos elementos armados que se expande al casco urbano del corregimiento y otras veredas como El Llano y El Cerro.

“Es por esto que se emite de manera urgente esta denuncia, e invocamos a todos los organismos, instituciones y organizaciones defensoras de derechos humanos a solidarizarse con el campesino del alto Sinú; a las instituciones gubernamentales tomar las medidas necesarias para la protección y acompañamiento adecuado para estas comunidades, con el fin de recobrar la tranquilidad de sus pobladores”, indica Asodecas, desde Tierralta.

“Creemos que se trata de un plan paramilitar para ocupar el territorio donde se ha cesado el fuego con la insurgencia de las FARC-EP, por lo que es necesario que los organismos e instituciones del Estado trabajen en conjunto para garantizar seguridad y sobre todo garantías de no repetición para una población que ha tenido que sufrir el desplazamiento forzado en dos oportunidades”, aseguran los voceros de Asodecas.

La representación campesina manifiesta que en momentos donde se habla de paz en Colombia y se viene el plebiscito del domingo 2 de octubre donde votarán por el sí a la paz, se hace necesario devolver la tranquilidad a aquellas comunidades que han tenido que vivir por más de medio siglo el flagelo de una guerra que ha marcado sus vidas, por eso en tan importante momento por el que atraviesa nuestro país son a estas poblaciones a quienes toca priorizar en muestras de confianza hacia una paz estable y duradera.

Fuente: http://www.semanariovoz.com/2016/09/10/paramilitares-en-antioquia-choco-y-cordoba-amenazan-la-paz/

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya