Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Miércoles, septiembre 28 de 2016
 

Constancia

Nuevos hostigamientos, seguimientos y amenazas a Defensores de DH de Justicia y Paz.

Bogota

Miércoles 23 de diciembre de 2015

2 | |

Nuestra Constancia Histórica y Censura Ética frente a la continuidad de actuaciones contra nuestra organización por nuestra labor, legal y legítima de promover los derechos de la mujer afectadas por violencia sexual por neoparamilitares, el derecho a la restitución de las tierras y los territorios...

D.C. 22 de diciembre de 2015

JUAN MANUEL SANTOS
Presidente de la República de Colombia

JUAN FERNANDO CRISTO
Ministro del Interior

MARÍA ANGELA HOLGUÍN
Ministra de Relaciones Exteriores

YESID REYES
Ministro de Justicia

GABRIEL VALLEJO
Ministro de Ambiente

AURELIO IRAGORRI
Ministro de Agricultura

EDUARDO MONTEALEGRE
Fiscal General de la Nación

ALEJANDRO ORDÓÑEZ
Procurador General de la Nación

JORGE ARMANDO OTÁLORA
Defensor Nacional del Pueblo

GUILLERMO RIVERA
Alto Consejero Presidencial para los Derechos Humanos

Reciban un cordial saludo

Ref: Nuevos hostigamientos, seguimientos y amenazas a Defensores de Derechos Humanos de nuestra Comisión Justicia y Paz.

“Los Derechos Humanos son sus derechos. Tómenlos. Defiéndanlos.
Promuévanlos. Entiéndanlos e insistan en ellos. Nutránlos y enriquézcanlos...Son lo mejor de nosotros.
Dénles vida. Kofi Annan.

... la protección de ecosistemas en particular riesgo de extinción, animales, y plantas
acuíferas, aguas; la promoción de los derechos a la verdad, a la justicia, a la reparación y la paz; sin que a día de hoy se hayan adoptado medidas administrativas, penales y de enfrentamiento del paramilitarismo y sus benefactores e instigadores.

Nuestra Constancia Histórica y Censura Ética ante el hostigamiento, las amenazas y los seguimientos sufridos por los integrantes de nuestra Comisión en su labor en los territorios de Bajo Atrato, Valle, Meta y la labor desempeñada en la ciudad de Bogotá. Tácticas de presión psicológica que combina intimidaciones, amenazas, hostigamientos, desprestigio calumnioso y que pueden derivar por sus actores que operan en lógicas paramilitares bajo nuevas denominaciones en daños irreparables a la vida e integridad, ya no solamente, en la restricción a la libre movilidad y las libertades.

Nuestra Constancia Histórica ante la ausencia de un compromiso eficaz interinstitucional para la protección de las víctimas de la violencia, muchas de ellas víctimas empresariales, para la exigencia del cumplimiento de poderes económicos y también políticos que los aúpan, de los principios y directrices contra la impunidad y derechos humanos y transnacionales.

Nuestra Constancia Histórica ante la estigmatización y difamación que sufrimos por trabajar y construir desde una praxis que aboga por la libre asociación, la solidaridad y el apoyo mutuo, la libertad de expresión, del derecho a la información y a la defensa rotunda del derecho a la verdad, a la justicia, a la reparación, a la no repetición y a la paz.

Nuestra Constancia Histórica ante la innegable responsabilidad Estatal, tanto por acción como por omisión frente estos graves hechos y circunstancias que atentan directamente contra la labor humanitaria de nuestros Defensores en las comunidades afectadas, en particular por la ausencia de medidas contra las operaciones paramilitares.

Nuestra Constancia Histórica ante la continuidad de estos hechos a pesar de las Medidas Cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Medida Provisional de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Ante ustedes los hechos que fundamentan nuestra Constancia Histórica y Censura Ética:

*Viernes 16 de octubre de 6:00 p.m. a 10:00 p.m. en el municipio de Río Sucio, los defensores de Derechos Humanos, MARÍA EUGENIA MOSQUERA y DANILO RUEDA, fueron seguidos por integrantes de estructuras paramilitares mientras que desarrollaban actividades de formación en relación con sus Derechos Políticos con delegados de las comunidades del Bajo Atrato.

Los defensores fueron observados por los paramilitares cuando escuchaban testimonios de las operaciones paramilitares que se pensaban desarrollar para el favorecimiento de uno de los candidatos.

*Sábado 17 de octubre aproximadamente a las 10:00 a.m. en la calle Punta Icaco del Barrio La Playita en la comuna 4 de Buenaventura, organismos internacionales como Witnnes For Peace y Mundubat, junto con nuestra Comisión Justicia y Paz, con el defensor de DH, ENRIQUE CHIMONJA, se encontraban realizando un recorrido por la zona, cuando el paramilitar conocido como "Julio" les siguió en una motocicleta color negra, marca Biwis de placas QGQ67D. Al ser identificado en su seguimiento, el individuo se vio obligado a retirarse.

*Domingo 18 de octubre aproximadamente a las 8:15 p.m. los defensores de Derechos Humanos de nuestra Comisión de Justicias y Paz, JOHANA RODRÍGUEZ, VIVIANA CORTÉS y FABIO ARIZA, en compañía de una organización internacional de acompañamiento, ingresaron a un local de comidas en el municipio de Mapiripán. En el lugar, tres hombres observaron de forma insistente a las y los defensores de Derechos Humanos, preguntando por su lugar de origen y su actividad.

*Lunes 19 de octubre a las 3:50 p.m. cuando los defensores de Derechos Humanos de nuestra Comisión de Justicia y Paz, JOHANA RODRÍGUEZ, VIVIANA CORTÉS y FABIO ARIZA, regresaban de la Comunidad Indígena Jiw en vehículos de la UNP, fueron grabados en video (mediante un dispositivo celular) por un hombre vestido con camiseta blanca, quien se movilizaba dentro de un bus al servicio de la empresa POLIGROW.

Los hostigamientos a los defensores continuaron durante la tarde, mientras realizaban su labor humanitaria por hombres motorizados que les merodearon permanentemente. De acuerdo con las fuentes locales, estos hombres pertenecen a las estructuras neoparamilitares, que operan de civil en el casco urbano y vestidos de camuflado en la zona rural de Mapiripán.

Simultáneamente, los escoltas de la UNP también fueron hostigados por hombres de civil que se movilizaban en motos. Mientras estos efectivos de protección registraban su presencia ante unidades policiales, uno de los ocupantes de las motocicletas golpeó los vidrios de la camioneta para cerciorarse sobre el blindaje del vehículo.

Las actuaciones contra los defensores, los observadores y los efectivos de la UNP se mantuvieron hasta horas de la noche.

Alrededor de las 10:30 p.m. de ese mismo día, tres motocicletas en las que se
movilizaban seis paramilitares, pasaron frente a la casa del reclamante de tierras WILLIAM ALJURE, en donde pernoctaban los defensores de Derechos Humanos, JOHANA RODRÍGUEZ, VIVIANA CORTÉS y FABIO ARIZA

*Viernes 23 de octubre en horas de la madrugada una persona ligada a las estructuras paramilitares que operan en de Mapiripán informó que en horas de la madrugada se realizaria un plan de los autodenominados “Gaitanistas”, para intimidar a los Defensores de Derechos Humanos de nuestra Comisión, JOHANA RODRÍGUEZ, VIVIANA CORTÉS y FABIO ARIZA, junto a integrantes de una organización humanitaria internacional. La actuación contra los defensores se iba a producir en horas de la mañana en el punto conocido como Morropelao, jurisdicción de Mapiripán, cuando suponían que los defensores iban a cruzar por ese paraje.

Ante la ausencia de respuesta policial para prevenir y enfrentar a los intimidadores y hostigadores, y la información de la propia fuente de los llamados “Gaitanistas”, los defensores de derechos humanos salieron del casco urbano muy de madrugada. Cuando los paramilitares instalaron el retén en Morropelao, después de las 7:00 a.m. los defensores ya habían atravesado el sitio, frustrándose de esta manera la actuación paramilitar.

El paraje de Morropelao se ubica cerca de las plantaciones de palma aceitera de la trasnacional POLIGROW, en la propiedad conocida como Macondo. Dos días antes, en una reunión de trabajo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Estado Colombiano se comprometió a adoptar medidas preventivas con el apoyo a la salida de los defensores de derechos humanos, nunca se recibió respuesta eficaz.


* Viernes 11 de diciembre
a eso de las 10:00 p.m., conocimos desde nuestra Comisión que sectores empresariales palmeros se encuentra muy preocupados por el tipo de inversión que realiza la empresa Poligrow Ltda en Mapiripán. En particular, los actores del sector privado manifestaron su preocupación por la situación y riesgo del Defensor de Derechos Humanos, FABIO ARIZA. Estos expresaron que “hay una situación muy grave de irregularidades y de operaciones ilegales armadas, que pueden llegar a Bogotá, desde Mapiripán”. Precisaron que el trabajo del defensor de Derechos Humanos FABIO ARIZA ha permitido que las comunidades indígenas y pobladores del casco urbano se hayan animado a expresar la gravedad de la operación empresarial y es muy grave para el gremio palmero, que algunas empresas estén inmiscuidas en situaciones turbia. Agregaron que en ese municipio Mapiripán es muy delicado lo que está pasando y eso daña la imagen de buenas empresas.Los mismos expresaron que la intervención de nuestra Comisión de Justicia y Paz en el apoyo a las víctimas es positiva a favor de un proceso de reconciliación y la construcción a la paz. Destacaron la propuesta realizada en el reconocimiento de responsabilidad en Bojayá y el respaldo a las iniciativas con las Comunidades Construyendo Paz en los Territorios, CONPAZ y otros grupos de víctimas frente a la verdad y a la justicia.
Esa misma noche en Bogotá, hacia las 11:00 pm, integrantes del esquema de protección de la UNP, para el Defensor de Derechos Humanos, DANILO RUEDA,
tras dejarlo en su lugar de residencia, detectaron la presencia de un hombre motorizado.

De acuerdo con el reporte de los escoltas, el hombre se movilizó en el entorno del edificio en el que habita el defensor luego de que DANILO RUEDA ingresara al lugar. Los escoltas al observar el extraño movimiento abordaron al motorizado quien expresó que estaba buscando una dirección, la cual no se correspondía en absoluto con la ubicación del lugar en el que se encontraban. Tratando de disimular el motorizado se bajó de la moto e ingresó a la puerta principal de un edificio vecino, sin que nadie le atendiera. Luego, al continuar observando la presencia de los escoltas, optó por retirarse.

Segundos después apareció un taxi, con dos hombres en su interior, buscando una dirección similar a la del motorizado. Los escoltas, al observar que tomaron la vía en contravía y se ubicaron en el entorno de la residencia del defensor de manera extraña les abordaron al igual que habían hecho anteriormente con el conductor de la motocicleta. Segundos después el taxi se retiró del lugar.

*Sábado 12 de diciembre, a eso de las 9:00 a.m., otro motorizado tomó registros fotográficos tanto de los edificios vecinos como del edificio en el que habita el Defensor de Derechos Humanos, DANILO RUEDA. El grupo de escoltas asignado por la UNP valora que la actuación de esa mañana podría ser de la inteligencia policial.

Semanas atrás, la portera del edificio en que habita el Defensor de Derechos Humanos fue abordada por un motorizado, que le preguntó por las cámaras de vigilancia instaladas en el lugar y por la cobertura de las mismas. Al ser preguntado por la portera sobre la razón de las preguntas, su nombre y el de la entidad que requería la información, el motorizado se retiró sin más.

*Martes 15 de diciembre, en horas de la noche, en la Comunidad de El Cerrado, Curvaradó, seis paramilitares intimidaron a los habitantes de este consejo comunitario. Los paramilitares advirtieron que se iban “a quedar en los territorios” para “asegurar la tierra a sus patrones que están en las cárceles”. Los individuos reiteraron que “no estamos de paso, venimos a quedarnos”. Los paramilitares afirmaron que no iban a permitir la presencia de defensores de derechos humanos de nuestra Comisión de Justicia y Paz.

Desde marzo pasado uno de los equipos de trabajo se vio obligado a cesar en sus funciones de apoyo por las amenazas recibidas de ser torturados y amenazados por estructuras armadas que cuidan el despojo de empresarios en Pedeguita y Mansilla. Ninguna medida material ni investigación eficaz se ha realizado a pesar de que los responsables de las amenazas y sus operadores fueron identificados. Esta amenaza ahora en Curvaradó, es una restricción mayor a nuestra labor en el bajo Atrato.

En conformidad con el artículo 23 de la Constitución Nacional respetuosamente elevamos nuestro derecho de petición para que se brinde una respuesta formal y fáctica ante los hechos aquí descritos y los que se habrían podido evitar. Ante las amenazas y los hostigamientos en contra de los miembros de nuestra Comisión aquí contenidas

1- ¿Qué medidas concretas se piensan adoptar desde su entidad en conformidad con sus responsabilidades institucionales, a fin de que se puedan prevenir, evitar daños irreparables a la vida e integridad de las y los Defensores de Derechos Humanos aquí mencionados por su labor en el Bajo Atrato, Valle, Meta, y Bogotá ?

2- Ante la serie de solicitudes de medidas materiales no implementadas para mitigar el riesgo de amenazas de muerte contra integrantes de nuestra Comisión de Justicia y Paz, ¿qué medidas se van a adoptar, con carácter urgente, para su implementación?

3- Desde marzo pasado no se desarrolla una labor presencial en Pedeguita y Mansilla, no existe respuesta a las medidas materiales, políticas y judiciales planteandas,¿ por qué razón? ¿Cuándo se piensan implementar?

4- Ante las operaciones de personas extrañas en varias de las actividades que realizan los defensores, como ha ocurrido en este caso en el Meta (Mapiripán), en el Valle (Buenaventura), Chocó (Río Sucio) y en Bogotá ¿qué investigaciones y actuaciones se van a realizar de manera eficaz, pronta y oportuna, para determinar la vinculación de estas personas con sectores empresariales, estructuras criminales, inteligencia?.

5-¿Cuál es el estado de las investigaciones penales respecto al conjunto de amenazas, hostigamientos, seguimientos y persecuciones mencionadas en nuestra última Constancia y cómo se articularan con estas nuevas situaciones para evitar la dispersión de procesos y la situación de riesgo cada vez más acuciante a la que se ven sometidos nuestros Defensores de Derechos Humanos?

De toda consideración.
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya