Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Jueves, noviembre 10 de 2016
 

Medios

Mockus, ¿también corrupto y “terrorista”?

Cecilia Orozco Tascón, El Espectador

Miércoles 11 de febrero de 2015

2 | |

No me extraña, en absoluto, que hasta el buenazo de Antanas Mockus salga a deberle al uribismo.

Pero no se confundan. Las dudas que ha sembrado el tuitero mayor sobre la ética del exalcalde no se relacionan tanto con el contrato que firmó con la Presidencia de Santos como con la marcha por la vida y contra la muerte que está promoviendo ¡Pecado que merece el infierno! Eso no se perdona porque ubica al profesor al lado del “terrorismo”.

Desde luego, el exalcalde ha debido informar a la opinión, por delicadeza moral, sobre ese vínculo aunque ya hubiere concluido. No obstante, su omisión no lo reduce a “vendido” al santismo ni a títere del gobierno. “Por sus frutos los conoceréis”, dice la Biblia, y añade: “¿acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos”? Llevadas a la práctica política, esas máximas religiosas dejan bien parado a Mockus puesto que nadie puede ignorar sus veintitantos años de conducta pública, opuesta, precisamente, a la corruptela clientelista y gamonal de Colombia de la que dependió y depende, vea usted la paradoja, la carrera de Álvaro Uribe. Los frutos de Mockus se conocen. Los de Uribe, también. Así que no nos dejemos impresionar por un momento. Lo que cuenta es el rastro que deja el pasado y el fardo, gran fardo, que carga el último más que el primero.

En febrero de 2008, segunda administración del uribismo, sus partidarios organizaron una gigantesca movilización que denominaron “un millón de voces contra las Farc”. El éxito arrollador que tuvo no solo por la fascinación que ejercía sobre las masas el mandatario sino, y ante todo, por el rechazo a la violencia de los actos guerrilleros, no fue suficiente. Esa agrupación fascista, sí señor, fascista en su ideología, consignas, métodos y fines, no podía permitir las manifestaciones de los sectores de la oposición. El Movimiento de Víctimas del paramilitarismo y de Crímenes de Estado convocó a otra manifestación para el mes de marzo. El tenebroso Das, dirigido por la procesada penal María del Pilar Hurtado y tras bambalinas, por la Presidencia de la República en cabeza de Álvaro Uribe, ordenó activar una operación que rotuló con el peyorativo título de “Estímulo”. Su objetivo está escrito en documentos “reservados” que se encontraron en la carpeta AZ 1.9. Dice así: “Involucrar a las Farc como promotora de la marcha del 06-MAR-2008”. Después añade: “realizar acciones de guerra política para posicionar al Estado en el ámbito nacional e internacional”. Y en el rango de “Justificación” de la operación especifica: “neutralizar la campaña de desprestigio implementada contra el Gobierno Nacional por parte de los grupos terroristas”, o sea, el grupo convocante, las víctimas. En la línea “Estrategia”, describe lo que se debía hacer para lograr el objetivo: diseñar e imprimir panfletos, comunicados, pasacalles de apoyo a la marcha de marzo, como si fueran elaborados por la guerrilla para distribuirlos en 20 ciudades, universidades del país y medios de comunicación. Un solo ejemplo da cuenta de lo que fue aquella tarea: “(diseño en las instalaciones del Das) de 1.500 fotocopias del comunicado emitido por las Farc. Panfletos distribuidos en Bogotá, Cali, Popayán, Tuluá, Medellín, Pasto, Mocoa, Cúcuta… (siguen 11 ciudades capitales más)”. La prensa, los columnistas, los partidos, y hasta la iglesia fuimos engañados. No es si no revisar las profusas “noticias” sobre la infiltración de la guerrilla en la movilización de ese 6 de marzo. Entonces, Uribe disponía del poder estatal y manipulaba al país. Ahora continúa manipulándolo pero como no le queda nadie más para llamarlo “terrorista”, le cayó a Mockus. Perdón por la parodia del tuit: Uribe, diga lo que quiera pero ¿cuándo responde por sus faltas?

Entre paréntesis.- ¿Comprar la independencia de la prensa? Les recuerdo cómo el gobierno pasado compró a History Channel con contratos de la Presidencia y cómo ese canal “eligió” después a Uribe como “El gran colombiano” (ver http://www.elespectador.com/opinion/historia-de-history-channel-y-su-gran-colombiano-columna-431335)

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya