Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Lunes, septiembre 26 de 2016
 

Denuncias

Más falsos positivos en Colombia

San José de Apartado, Antioquia

Martes 12 de agosto de 2014

2 | |

El Comité de y para los Derechos Humanos de San José de Apartadó denuncia ante la Opinión Pública Nacional e Internacional y ante los organismos responsables de la protección y vigilancia del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario (DIH), así mismo ante los organismos internacionales para la veeduría y corresponsabilidad de dichos instrumentos del Derecho Internacional que:

Nuevamente el dolor y la indignación sacuden nuestras comunidades campesinas, ante el criminal accionar de las fuerzas armadas estatales, quienes sin pudor ni conciencia moral, asesinan niños y niñas civiles (NO COMBATIENTES), y luego los presentan como “guerrilleros dados de baja en combate”, violando los más elementales principios y prohibiciones del Derecho Internacional Humanitario. Estos crímenes de guerra son cometidos con actitud dolosa y alevosa, todas vez que estos (las fuerzas militares), no son desconocedores de tales principios, derechos y prohibiciones.

HECHOS:
El día 02 de agosto siendo aproximadamente las 8:00 horas de la mañana, tropas de la Brigada Móvil 24 de la Fuerza de Tarea Conjunta del Nudo del Paramillo- séptima División, asesinaron a la CIVIL, menor de edad YERIT MAGALI MUÑOZ de 17 años de edad, quien quedó en medio de las ráfagas que el ejército disparaba contra presuntos guerrilleros, cuando esta se dirigía desde su vereda (La Esperanza), hacia el casco poblado del corregimiento de San José de Apartadó a recibir a una hermana suya que venía a visitar a sus padres. Aunque los padres de la menor acudieron al lugar donde quedó sin vida e hicieron el reconocimiento de su hija identificándola plenamente ante los militares, el cuerpo de la niña fue llevado en un helicóptero militar y luego fue presentada como una “guerrillera sin identificar dada de baja en combate”. YERIT MAGALI MUÑOZ era madre de un bebe de 11 meses y reiteramos que NO ERA COMBATIENTE, NO HACIA PARTE DE NINGUN GRUPO ARMADO Y VIVIA CON SUS PADRES Y SU PEQUEÑO BEBE.
Cerca del lugar también resultó muerto un joven presuntamente miembro del grupo insurgente.
Diferentes medios de comunicación que abandonando los criterios periodísticos de objetividad e investigación (el Colombiano, Minuto 30.com y Tribuna Popular, entre otros), han hecho eco de la versión dada por los militares, calificando el crimen como “exitosa operación”, lo cual además ofende la dignidad de los familiares, amigos y de la comunidad que conocieron en vida a YERIT MAGALI quien se dedicaba a cuidar de su pequeño hijo y a ayudar a su padre en las labores agrícolas de su parcela y a su madre en los quehaceres del hogar.
El estado Colombiano, a través de sus Fuerzas Militares, pretenden mostrar estos casos cómo “operaciones exitosas” para ocultar el asesinato de campesinos civiles e indefensos en un nuevo caso de "falso positivo" presentándolo ante la comunidad nacional e internacional como un positivo en donde se dio de baja a dos insurgentes de las FARC.
Aún tenemos en fresco el recuerdo en nuestra memoria que se niega a olvidar los horrendo hechos perpetrados por la violencia de Estado, el asesinato de Deimer Guaca en Octubre 2012, Carlos Torres 9 de Abril del 2013, Marlobe David Sánchez y otros hombres y mujeres, que miembros de la fuerza pública querían hacerlos pasar cómo combatientes lográndose demostrar posteriormente ante órganos judiciales que se trataba de personas civiles que fueron asesinadas vilmente.
Responsabilizamos de este crimen de guerra al Estado colombiano a través de su Ministerio de Defensa Nacional y a la Brigada Móvil 24 de la Fuerza de Tarea Conjunta del Nudo del Paramillo- séptima División, por el homicidio agravado de la niña YERIT MAGALI MUÑOZ, persona protegida por el Derecho Internacional Humanitario en su calidad de civil no combatiente.

EXIGENCIAS A LAS PARTES DEL CONFLICTO

Al Estado colombiano-Ministerio de Defensa - Brigada Móvil 24 de la Fuerza de Tarea Conjunta del Nudo del Paramillo- séptima División, exigimos respeto y acatamiento de los principios básicos y demás normas del Derecho Internacional Humanitario, particularmente de aquellas que consagran la protección de la población civil, tales como el principio de distinción, respeto y reconocimiento de las personas y bienes protegidos por el derecho internacional, en consecuencia de ello:

  • Exigimos el cese inmediato de ataques indiscriminados contra la población civil. Le recordamos a las fuerzas estatales que estas prácticas son ilegítimas, constituyen crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad.
  • Exigimos que se rectifique públicamente y en medios masivos de comunicación, la información sobre la calidad de persona civil, de la menor YERIT MAGALI MUÑOZ a fin de resarcir los daños ocasionados a esta y a su familia en su seguridad, dignidad y buen nombre, así mismo exigimos que se inicien sin dilaciones y de manera imparcial las investigaciones disciplinarias de orden interna a que haya lugar contra los autores intelectuales y materiales del homicidio de la menor YERIT MAGALI MUÑOZ.
  • Exigimos a las FARC-EP y al Estado colombiano como un gesto de verdadera voluntad de paz, para que en el marco de la mesa de diálogos de paz de la Habana, se dé desde ya, inmediatamente, un cese al fuego bilateral a fin de parar la tragedia sangrienta entre compatriotas que enluta, horroriza y ofende la conciencia del pueblo colombiano y la humanidad,

EXIGENCIAS A LOS OPERADORES DE JUSTICIA Y ORGANISMOS DE PROTECCIÓN

  • A que activen las nuevas disposiciones en materia legal y de protección de los DDHH y DIH en las zonas de conflicto, según las cuales, las operaciones militares no pueden estar de espalda al control de los organismos judiciales, de protección y control público (Fiscalía, Personería, Defensoría del Pueblo y Procuraduría General de la Nación) a fin de que sin dilaciones y de manera imparcial se inicien las investigaciones y procedimientos jurídicos de carácter penal y disciplinarios a que haya lugar en contra de los autores intelectuales y materiales del homicidio agravado constituido como delito contra el DIH en la persona de YERIT MAGALI MUÑOZ.

LLAMAMIENTO A LA OPINIÓN PÚBLICA NACIONAL E INTERNACIONAL

A que sea repudie este crimen y mantengan su vigilancia y acompañamiento a la comunidad del Corregimiento de San José de Apartadó y a los líderes sociales y defensores de Derechos Humanos.

A que se reflexione, se discuta y se exija a los actores armados sobre la necesidad urgente del CESE AL FUEGO BILATERAL.

Queremos decirles que su participación y veeduría no sólo es el límite para las continuadas violaciones, sino que han sido el punto de inflexión para que sea conocida la verdad sobre la atrocidad y vejámenes a que es sometida la población civil.

COMITÉ DE Y PARA LOS DERECHOS HUMANOS DE SAN JOSÉ DE APARTADÓ

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya