Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Domingo, septiembre 25 de 2016
 

Denuncias

Internos denuncian torturas y tratos crueles en cárcel de San Isidro, Popayán

Martes 18 de febrero de 2014

2 | |

La población de presos recluidos en la prisión de SAN ISIDRO DE POPAYÁN-CAUCA, hacemos un URGENTE llamado a todas las Autoridades del orden Nacional, Departamental y Municipal para de manera inmediata realicen una INTERVENCIÓN Y SEGUIMIENTO a la cruda y critica realidad en la que nos encontramos todos los reclusos.

No existe en Colombia otra cárcel más inhumana y en la que se violen de manera sistemática y permanente los Derechos Humanos de las personas que nos encontramos privados de la libertad, pues la cárcel de San Isidro de Popayán es la MAZMORRA donde se pone en práctica todo tipo de castigos y vejámenes, por lo que hacemos un LLAMADO SOLIDARIO a las diferentes Organizaciones Defensoras de Derechos Humanos, a la Comunidad Nacional e Internacional para que visiten y verifiquen las condiciones miserables y lamentables en las que nos encontramos y evalúen el Régimen vengativo y represivo que se aplica al interior de este panóptico, por lo que nos permitimos presentar la siguiente:

DENUNCIA PÚBLICA.

La señora CLAUDIA LORENA VALENCIA, Coordinadora Regional Occidente conoce sobre las anomalías que se vienen presentando al interior de la cárcel y del altísimo hacinamiento que padecemos los reclusos.

Los presos que hemos estado en otras prisiones del orden Nacional, coincidimos que esta es la cárcel que más similitud tiene con un “BOTADERO DE SERES HUMANOS”, cuyo Régimen interno es violatorio de todos los Derechos Fundamentales, hecho a la medida para generar la campante corrupción que galopa en contubernio entre el personal de guardianes del INPEC y las empresas privadas, por lo que nos permitimos referenciar algunos aspectos concretos y que se pueden verificar a simple vista, tales como:
SERVICIO EN LA ASISTENCIA Y PRESTACIÓN EN SALUD.

La situación es tan precaria y preocupante, que para atender a los 3.400 internos, existe solo un médico, quien a “ojímetro” diagnostica todo tipo de enfermedades sin valerse ni tan siquiera de los equipos técnicos o profesionales para realizar los exámenes de rigor durante las consultas, pues se asemeja más a un tegua cuyas manos descubren la dolencia, actuación que de por sí es irresponsable y quebranta el juramento galeno y riñe con la ética profesional.

El médico en su afán por registrar consultas, incurre en falso diagnóstico, recetando pastas de ACETAMINOFEN e IBUPROFENO para todo tipo de enfermedad, siendo el peor de los casos, que si alguien tiene cáncer se le dice que es un dolor lumbar, lo cual es absolutamente grave, pero al parecer la idea es la de proteger los intereses de la Empresa Prestadora de Salud.

Es aún más grave el hecho de no poder contar con remisiones a médico especialista, por lo que la salud del recluso va desmejorando y en ocasiones han muerto.

La mayor enfermedad es la de Salud Mental la cual se origina en la irresponsabilidad de las enfermeras quienes inducen a los reclusos a consumir este tipo de medicamentos psiquiátricos para quitarse de encima a muchos internos, sin que este tipo de droga sea formulada por un especialista.

Para poder acceder a consulta externa con el médico, cada interno debe esperar un turno de seis (6) meses, tiempo que es muy prolongado y se presta para el tráfico de influencias.
Estamos ante un panorama desolador y sin saber que medicamentos puedan reportar los médicos y la EPS en sus fórmulas y facturas de recobro.

SERVICIO ODONTOLÓGICO.

Existe una odontóloga con un obsoleto y viejo equipo. La instrumentación esta en pésimo estado y es antihigiénico, el cual solo pone en servicio para realizar limpiezas y curaciones en cuellos molares.
La odontóloga tiene restringidas las remisiones de internos a Centros clínicos especializados donde se realizan tratamientos de conducto y cirugías en casos complicados.
La atención odontológica se presta solo durante el día y debe atender a los 3.400 reclusos.

SERVICIO Y SUMINISTRO DE ALIMENTACIÓN.

El contrato de suministro de alimentación para los reclusos de San Isidro –Popayán, es un negocio redondo y lucrativo para la Empresa CONSORCIO ALIMEZA a quien solo le interesa las ganancias por lo que adquieren productos de mala calidad para luego suministrar la alimentación a los reclusos.

El CONSORCIO ALIMEZA, no cumple con los estándares de calidad y cantidad establecidos en el Contrato de Suministro de alimentación y los productos (cárnicos, frutas, granos y verduras) son de muy mala calidad que se descomponen rápidamente. Han llegado a suministrar cárnicos en avanzado estado de descomposición, lo cual atenta contra la salud y la vida de los presos. Las cantidades establecidas en el Contrato de Suministro no se cumplen, por lo que el gramaje es reducido para beneficiar las ganancias de la Empresa ALIMEZA. Además aquí no se presenta la variedad de fruta.

Lo más lamentable, es que la EMPRESA CONSORCIO ALIMEZA en alianza con las autoridades penitenciarias y personal de guardia de la Cárcel de SAN ISIDRO, no permiten que exista al interior de cada patio un “FISCAL DE ALIMENTOS”, precisamente para facilitarle los abusos que comete diariamente ALIMEZA, sin darnos a los internos la posibilidad de ejercer control o intervenir en el estado de los alimentos, sin que nos atiendan ni siquiera las quejas al momento del ingreso de los alimentos que son transportados en vasijas antihigiénicas, que no son adecuadas para envasar los alimentos (sopas, ensaladas, arroz cocido, cárnicos y bastimento) ya que dichos “timbos” fueron construidos y diseñados para el almacenamiento y transporte de insumos químicos.

El PRIVILEGIO Y LAS DISCRIMINACIONES se presenta en este aspecto con relación a la alimentación que se les suministra a los internos del patio 10 donde se encuentran los reclusos que ostentan la condición de Servidores o ex funcionarios públicos, ya que el repartidor de alimentos pasa primero por ese patio donde seleccionan lo mejor de la comida y sacan el recado de las sopas y luego continua rumbo a los calabozos para entregarle lo peor de lo peor a los internos que se encuentran en las celdas de castigo.

El Comité de Interventoría y Seguimiento a la Alimentación –CISA- aquí no opera de manera integral con los representantes de los internos (fiscal) por lo que suponemos que las ACTAS mensuales las debe estar firmando el Subdirector con alguien más que desconocemos y de este modo se viabiliza el pago.

El área de comedores no es suficiente para que los internos nos sentemos de manera digna a consumir nuestros alimentos, pues en los mesones solo caben 40 reclusos de los 246 que somos en total dentro del patio, lo que indica que los otros 206 presos debemos permanecer de pie o sentados en el mero piso para poder consumir los alimentos.

Estamos en condiciones más que inhumanas, soportando una pésima alimentación que nos hace perder masa muscular, defensas y genera en ocasiones intoxicaciones y debilidades.

EDUCACIÓN O ESTUDIO COMO ACTIVIDAD DE RESOCIALIZACIÓN

La denominada “Resocialización” es otra de las farsas que el INPEC tiene para presentar, pues este factor no se cumple por muchas razones entre ellas la el DESARRAIGO FAMILIAR Y SOCIAL al que nos somete el Estado Colombiano al recluirnos en cárceles distantes de nuestro núcleo familiar.

Sin embargo, la situación en la Cárcel de SAN ISIDRO la función como docentes (monitores), la deben ejercer compañeros reclusos a quienes no se les provee de material didáctico para preparar las clases. En el mismo orden a cada interno que redime pena por estudio se le hace entrega de un solo cuaderno de 100 hojas en el que debe tomar apuntes de todas las asignaturas y un lapicero.

El Servicio Nacional de Aprendizaje SENA solo ofrece pequeños cursos de capacitación con intensidad de diez (10) horas y de este modo Certifican Técnicos.

SUMINISTRO Y SERVICIO DE AGUA POTABLE PARA EL USO DE LOS RECLUSOS

La prestación y suministro del servicio de agua potable para los reclusos de los diferentes pabellones de esta mazmorra es de tan solo tres (3) horas, distribuidas así: Una hora en la mañana a la hora de la salida de las celdas al patio, Una hora al medio día y una hora en las tardes.

El suministro se requiere de manera permanente dado el alto índice de hacinamiento. Eso permitiría que podamos lavar nuestras ropas, el menaje o losa, ducharnos debidamente sin ser sometidos a tratos humillantes y tener el preciado líquido para el consumo.

La incertidumbre de no poder con el servicio permanente de agua, nos impide entre otras cosas poder desarrollar actividades deportivas y realizar ejercicio.
La falta de agua conlleva a que las letrinas duren rebozadas de orín y materia fecal durante horas, lo cual trae moscas y con ellas toda clase de epidemias y enfermedades infecto contagiosas debido a los nauseabundos olores que invaden el espacio.

DOTACIÓN DE ÚTILES DE ASEO Y MÍNIMO VITAL.

La dotación de cama (Colchoneta, sabana, sobre sabana, almohada y cobijas) debe ser de acuerdo al clima de la zona en que se encuentre el Establecimiento Penitenciario, pero eso ni siquiera se tiene en cuenta. Lo peor de todo es que solo cada cinco (5) años es que realizan cambio de la dotación de cama. Los reclusos que vienen entrando les toca recibir viejas colchonetas en mal estado y mal olientes. Han existido situaciones más humillantes como la de tener que dormir por días en el físico suelo, peor que animales.

La entrega de uniformes para el uso de los reclusos es cada cinco años y los que han entregado como dotación no van de acuerdo al clima, ya que las telas son sencillas por lo que debemos soportar el frio diario.

La entrega del KIT de aseo debe ser cada tres (3) meses y que consta de: una máquina de afeitar, una crema dental, un jabón de tocados, un cepillo dental, una papeleta o sobre pequeño de desodorante, un rollo de papel higiénico. Esta dotación no supera el valor de cinco mil ($5.000) pesos debido a la mala calidad de los elementos.

El personal de guardia exige que los internos estemos aseados y bien presentados, entonces la pregunta es ¿será que un papel higiénico es suficiente para el uso durante los tres meses?

SERVICIO TELEFÓNICO.

El servicio telefónico lo presta la Empresa TELENACIONAL quien instalo la cantidad de ocho (8) teléfonos al interior de cada patio y los cuales la mayor parte del tiempo permanecen “fuera de servicio”, se dañan y se roban los minutos debido a que a los 15 o 20 segundos se corta la llamada o si se deja timbrar más de tres veces realiza el cobro sin que se logre la comunicación.

La tarifa del minuto es de DOSCIENTOS OCHENTA ($280) PESOS, o sea que pagamos los minutos más caros del territorio Nacional y eso que somos población vulnerable, pero que importa, pues estas empresas por lo general son de ex militares y ex funcionarios del INPEC ¿Por qué no contratar directamente con las empresas como MOVISTAR, TIGO, CLARO?

El cuento de las extorsiones fueron de aplicación general a toda la población carcelaria, únicamente para convertir las cárceles en un negocio redondo la prestación del servicio telefónico y así se cráneo el INPEC otro foco de corrupción en el que los intereses y tráfico de influencias juegan.

EL DERECHO A LA COMUNICACIÓN Y AL DE ESTAR INFORMADOS.

La comunicación (cartas de familiares y abogados) es retenida por parte del personal de guardia y esperan uno y dos meses para luego realizar la entrega, situación desde todo punto de vista violatorio.

Para las autoridades penitenciarias de la cárcel de San Isidro es un delito que podamos acceder a la información escrita, por lo que prohíben el ingreso de periódicos como el TIEMPO y el ESPECTADOR; de igual modo no es autorizado el ingreso de la Revista SEMANA, medios estos que han investigado y denunciado la grave crisis y niveles alarmantes de corrupción en las cárceles y de los privilegios de algunos presos de primera categoría o de “cuello blanco”.

Nos niegan la posibilidad de tener un radio de dos bandas, con el pretexto de que estos transmisores pueden ser usados como arma velica que “atenta contra la seguridad del Establecimiento”.

Lo único que poseemos es un televisor para el servicio comunitario durante el día en el cual miramos las noticias de la mañana y del medio día y eso si está en funcionamiento.

FUNCIONAMIENTO Y SERVICIO DEL ÁREA JURÍDICA.

Presentar un Derecho de Petición es casi que un delito y genera disgusto en los guardianes. Las respuestas a los escritos de Petición son inciertos ya que se demoran para dar respuestas dejando vencer los términos para dar respuestas las cuales por lo general no resuelve nada de fondo sino solo es un formalismo y en otros casos ni los contestan. La manera altanera cuando se trata de indagar por el escrito es amenazante por parte del INPEC.

ENTREGA DE ENCOMIENDAS.

La entrega de encomiendas que los familiares y amigos nos envían a los presos son entregadas cada TREINTA Y CINCO (35) días. Eso genera incertidumbre ya que no podemos informar con seguridad a nuestros seres queridos sobre la encomienda enviada.

SERVICIO DE EXPENDIO, CONSIGNACIONES Y VENTA DE PRODUCTOS ALIMENTICIOS.

La Dirección General del INPEC suscribió Convenio con el BANCO POPULAR en el que se habilito la CUENTA ÚNICA con el agravante de que solo se autoriza a cinco personas por interno quienes solo podrán consignarle dinero al recluso. Sin embargo, los dineros consignados ingresan a la cuenta del INPEC y este a su vez respalda la compra de los productos que luego el INPEC nos vende al interior de las cárceles. No conformes con esto, los expendios nos venden productos de muy mala calidad a precios elevados si los comparamos con los precios y calidad de los productos que rigen en el comercio local de Popayán.

Lo irónico es que, siendo el dinero nuestro solo permiten que compremos el valor máximo de CUARENTA MIL ($40.000) PESOS diarios. ¿Por qué restringen el gasto de nuestro dinero?, la respuesta es que el resto queda consignado para respaldar a los proveedores.

SERVICIO BÁSICO DE CAFETERIA.

Para el INPEC es prohibido que los reclusos podamos disfrutar de una tasa de café o tinto, por lo que no autorizan el uso de la Greca para mantener agua caliente y eso que estamos en una zona fría y en condiciones de hacinamiento tan graves y quizá en peores condiciones que las cárceles modelo de Barranquilla, Bucaramanga, Bogotá y Cúcuta.

VISITA INTIMA O CONYUGAL.

Los DOS MIL CUATROCIENTOS SESENTA (2.460) internos de Alta Seguridad recibimos la visita en los únicos dos (2) patios que posee este penal. Cada patio cuenta con VEINTICUATRO (24) celdas para la visita íntima. Este espacio es de por si degradante para nuestras esposa por el desaseo y condiciones antihigiénicas, donde el tiempo que se le da a la pareja para sostener su relación íntima es de TREINTA (30)minutos, cada TREINTA Y CINCO (35) días.

Suficiente tiene que padecer nuestras visitas, debido a las filas que deben hacer bajo el inclemente sol o el frío, para luego encontrarse con el otro panorama de hacinamiento y condiciones inhumanas en las que nos encontramos.

Triste y desolador es el panorama que estamos soportando y viviendo en condiciones miserables, humillantes e inhumanas donde hasta usted que nos esta leyendo con atención puede poner en duda que a estas alturas estemos denunciando hechos tan graves sin que se haya oído decir nada sobre el tema a las autoridades de Control y Vigilancia (DEFENSORIA REGIONAL DEL PUEBLO Y PROCURADOR DEL CAUCA). Es duro decirlo, pero existe una alianza entre estas autoridades con los funcionarios de la Regional Occidente INPEC y en especial con los de la Cárcel de SAN ISIDRO de Popayán para guardar silencio y no dar por cierto las QUEJAS y DENUNCIAS que los presos en varias oportunidades realizaron y de ya no les presentamos por que no vemos en ellos esos defensores de los Derechos Fundamentales de los más vulnerables.

La PERSONERÍA MUNICIPAL de Popayán brilla por su ausencia lo que les permite a guardianes y administrativos hacer con nosotros lo que se les venga en gana.

Por todo lo anterior, hacemos un llamado al Señor ALFONZO GÓMEZ MENDEZ –Ministro de Justicia, para que en lo posible y de manera URGENTE nombre una Comisión Conjunta de altos funcionarios del Ministerio de Justicia y la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios –USPC- para que se apersonen de nuestras denuncias y se trasladen copias a las autoridades competentes (Fiscalía y Procuraduría) para que inicien las investigaciones de tipo Penal y Disciplinarias respectivamente.

17 de febrero de 2014

PRESOS POLÍTICOS Y SOCIALES RECLUIDOS EN LA CÁRCEL DE POPAYÁN-CAUCA.

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya