Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Sábado, diciembre 3 de 2016
 

Paz

Iglesias Presbiteriana y Menonita en Colombia invitan a decir si a la PAZ

CLAI

Viernes 23 de septiembre de 2016

2 | |

Compartimos la declaración de la Iglesia Presbiteriana de Colombia y el manifiesto del Comité Nacional de la Iglesia Cristiana Menonita de Colombia en relación a los acuerdos de la Habana entre el gobierno y las FARC-EP y de cara al plebiscito que se realizara el 2 de octubre del presente año.

DECLARACION DE IGLESIA PRESBITERIANA DE COLOMBIA SOBRE LOS ACUERDOS DE LA HABANA ENTRE EL GOBIERNO Y LAS FARC-EP

“El fruto de la justicia será la paz. Isaías 32:17”

El camino de la Paz es largo y angosto. Frente al gran desafío de la construcción de la paz en nuestro país, nos mueve el sueño del Dios de Jesús de Nazareth, sueño de una tierra habitada, viviendo en justicia, paz y unidad, donde sea posible la vida abundante para todos (San Juan 10.10). La paz es una aspiración humana y un don de Dios, participar en su construcción es reconocernos hijos e hijas de Dios (San Mateo 5.9), es alcanzar la plenitud de vida. Es un don de Dios porque Él es quien pone paz en nuestros corazones, derriba los muros que la humanidad ha construido y que la han dividido.

Como una de las minorías religiosas hemos vivido diferentes etapas y conflictos históricos por los que ha atravesado nuestra nación, padeciendo la persecución e intolerancia religiosa. En tiempos de la llamada “violencia en Colombia”algunos de nuestros templos fueron dinamitados; pastores y pastoras que servían en nuestras comunidades fueron asesinados, perseguidos y desplazados. Mucho más recientemenete iglesias enteras fueran desplazadas y sus comunidades diezmadas como en Saiza (Córdoba), Batalla, Nuevo Oriente, Pavarandó (Urabá), Peque, Dabeiba, Rio Verde (suroccidente antioqueño), El Guineo en el Chocó y otros lugares. En las grandes ciudades pastores y líderes presbiterianos fueron amenazados y exiliados por su labor de defensa de los Derechos Humanos. Tales experiencias nos han permitido aprender el difícil proceso de la paz, el perdón y la reconciliación, que es nuestro aporte a la paz en el contexto colombiano. Los tiempos han cambiado, a partir de la Constitución de 1991, el Estado reconoció derechos a las minorías religiosas. ¡Es tiempo de perdón y reconciliación! “¿Cuántas veces debo perdonar a mi hermano y hermana?”.

Estamos cansados de la barbarie de la guerra, de cientos de desaparecidos, de millones de desplazados; de familias desintegradas; de miles de niños, mujeres, indígenas y comunidades afrodescendientes expulsados de sus tierras; hemos tenido que enjugar el llanto de las viudas y los huérfanos; hemos acompañado el dolor y la humillación de las mujeres violadas y violentadas; hemos sufrido viendo la angustia de los mutilados por el conflicto.

Fiel al Señor Jesucristo, la Iglesia Presbiteriana de Colombia anima al pueblo colombiano a mantener la esperanza. En 160 años de presencia y testimonio en Colombia hemos trabajado incansablemente por la paz con justicia social y continuaremos ese camino. De igual manera, levantamos nuestra voz profética exigiendo a las partes firmantes, un compromiso serio para el cumplimiento de los acuerdos de La Habana. Como seguidores de Jesús no podemos escoger otro camino que no sea el de la paz, una paz sostenible que va de la mano del arrepentimiento, el perdón, la reconciliación y la restauración (Lucas 19:1-10).

Como un acto de fe, el Consejo del Sínodo de la Iglesia Presbiteriana de Colombia, reunido en Barranquilla el 5 de septiembre de 2016 acordó por unanimidad respaldar el SÍ a la refrendación de los acuerdos de La Habana a través de la herramienta constitucional del Plebiscito, como un camino posible en la construcción de la paz, que todavía sigue siendo incompleto e imperfecto pero que apoyamos decididamente.

Consejo del Sínodo

IGLESIA PRESBITERIANA DE COLOMBIA.

MANIFIESTO DEL COMITE NACIONAL DE LA IGLESIA CRISTIANA MENONITA DE COLOMBIA - DE CARA AL PLEBISCITO POR LA PAZ.

En este momento histórico que vive el país con respecto a la refrendación popular de los acuerdos de paz entre el Estado Colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia –FARC-, y a pocos días del plebiscito nacional sobre el SI o NO de cara a los acuerdos de paz de la Habana, nosotros, el Comité Nacional de la Iglesia Cristiana Menonita de Colombia manifestamos lo siguiente:

1. En nuestra historia de 490 años como Iglesia Menonita en el mundo hemos entendido que la paz no sólo es la voluntad de Dios, sino que está en el centro del Evangelio “las Buenas Noticias de Dios”; hemos trabajado y sufrido por esta convicción. Como Iglesia Cristiana Menonita de Colombia llevamos 30 años trabajando directamente en pro de la paz de Colombia con justicia social a través de la no violencia activa.

2. Reconocemos los esfuerzos de las partes negociadoras por conciliar condiciones que sean mutuamente aceptables para poner fin a un conflicto armado que en diferentes formas lleva casi 70 años.

3. Entendemos que los documentos de los acuerdos son extensos y que hay puntos en que las personas pueden estar a favor o en contra. Aunque los acuerdos no son perfectos, nos identificamos con la frase que se ha acuñado recientemente, la cual sostiene: “que es mejor una paz imperfecta que una guerra perpetua”.

4. Sin embargo más allá de argumentos políticos, creemos que como cristianos y cristianas tenemos que pararnos sobre la Palabra de Dios y su revelación en Cristo, en el Nuevo Testamento, y no sobre todo tipo de argumentos externos que no son normativos para los creyentes, como si fuese la voluntad de Dios.

5. Como seguidores de Jesucristo (Príncipe de Paz), quien representa al Dios de paz, que llama a su iglesia a ser pueblo de paz y hacedor de la paz, con el mandato de ser embajadores de reconciliación; no podemos hacer otra cosa que celebrar todos los pasos que lleven al desarme de ejércitos, a la reconciliación entre enemigos y a derrumbar los muros que nos separan como colombianos y colombianas.

6. El precio que el Padre Celestial pagó por el perdón y la reconciliación entre enemigos fue terriblemente elevado pues dio a su propio Hijo. Pero de eso se tratan las Buenas Noticias de Dios para la humanidad. Por eso declaramos que en lo que a nosotros concierne no será perdido ese precio que Dios pagó por la paz.

7. Respetamos las diferentes posiciones que puede haber frente al plebiscito y deseamos que cada ciudadano ejerza su voto libremente. Pero como Comité Nacional de la Iglesia Cristiana Menonita de Colombia, instamos y animamos a los feligreses de nuestras congregaciones a votar por el SI en el plebiscito e invitamos a todos los ciudadanos a hacer lo mismo, reconociendo que la paz se construye con compromiso a largo plazo y que la guerra como la describe el apóstol Santiago en el capítulo tres, solo responde a una sabiduría diabólica que alimenta enfrentamientos y todo tipo de maldad; afirmando que los que buscan la paz entre las personas, Dios los premiara dándoles paz y justicia.

Les deseamos la paz de Jesucristo,

Comité Nacional de la Iglesia Cristiana Menonita de Colombia

Septiembre 14, 2016

Fuente: http://www.claiweb.org/index.php/15-para-banner-home/186-iglesias-presbiteriana-y-menonita-en-colombia-invitan-a-decir-si-a-la-paz

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya