Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Domingo, noviembre 20 de 2016
 

Informe

Desplazamiento de comunidad Woaunaan unión agua clara

Buenaventura

Miércoles 9 de diciembre de 2015

2 | |

por amenazas de paramilitares e incumplimiento de alcaldía y unidad de víctimas con el retorno, inicia nuevo desplazamiento de la comunidad woaunaan unión agua clara, en el rio san juan, buenaventura.

Luego de ocho días de haber retornado, la Comunidad Unión Agua Clara declarada como Territorio Humanitario y Biodiverso se ha visto obligada a iniciar nuevo desplazamiento por la falta de condiciones de protección a la vida e integridad y por los incumplimientos con los minimos de dignidad en el proceso de retorno.

Ayer en la tarde, nuestra Comisión de Justicia y Paz en Bogotá conoció por una fuente que ha solicitado no revelar su identidad, que alias “COBRA” es el jefe paramilitar que tiene en su poder el listado de varios líderes de las comunidades que habitan a orillas del río San Juan y en el cual aparecen autoridades y líderes de la Comunidad Unión Agua Clara. Según la fuente, alias “COBRA” ha venido indagando en varias comunidades por los desplazados y luego de conocer el retorno, afirmó que iría en cualquier momento con sus hombres a la comunidad: “voy a ir a esa comunidad que llegó”; así mismo agrega la fuente que alias “COBRA” es el responsable desde antes del desplazamiento de 2014, del cobro de extorsión, hurto e intimidación a las comunidades de la región. Advierte que la comunidad en general debe cuidarse y estar atentos. Según la fuente los paramilitares se mueven por el río San Juan a cualquier hora del día o de la noche, a pesar, de la presencia de la infantería de marina.

Este hecho se suma a la intimidación y amenaza de muerte a autoridades y líderes hecha por dos paramilitares el pasado miércoles 2 de diciembre en el Territorio Humanitario y Biodiverso de Unión Agua Clara.
Las 63 familias retornadas hace ocho días, no poseen condiciones reales para permanecer en su territorio debido al incumplimiento de los acuerdos por parte del gobierno distrital y la unidad de víctimas en materia de dignidad y por la falta de voluntad política del gobierno nacional para el desmonte efectivo de los paramilitares que controlan el río San Juan. El plan de retorno acordado ni siquiera ha sido firmado por la instituciones responsables.

Son varios los adultos y casi 30 niños y niñas que están presentando altos índices de fiebre, vómito y diarrea, sin que a la fecha haya ingresado una brigada de atención en salud; hay escases de alimentación, pues además de no tener el enfoque diferencial, lo entregado para un mes, sólo alcanza para ocho dias; las semillas otorgadas son insuficientes, no se han implementado los potrillos ni redes o mallas para salir a pescar; no se ha asignado un transporte para emergencias; no cuentan con un mecanismo para la recolección de agua lluvia, lo que ha obligado a la comunidad a consumir el agua del rio.

Al momento de concluir este informe veinte indígenas de esta comunidad ya están desplazados en Buenaventura a la espera de que el gobierno distrital y nacional evite el desplazamiento de las 63 familias Woaunaan.

Bogota D.C 9 de diciembre de 2015
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya