Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Miércoles, septiembre 28 de 2016
 

DeVer

Comunicado de Pax Holanda sobre su informe "El Lado Oscuro del Carbón"

Martes 15 de julio de 2014

2 | |

Declaramos que PAX, no está comprometida con ninguna estrategia de judicialización a DRUMMOND LTD., ni en Colombia, ni en EEUU, ni en Europa. Pero esto no quiere decir que vayamos a renunciar a buscar la verdad, la justicia y la reparación integral de las víctimas. Solicitamos a las autoridades colombianas, dar plenas garantías judiciales a las víctimas y a los testigos de este caso, comprometidos en los procesos de Justicia y Paz y en la justicia ordinaria

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA NACIONAL E INTERNACIONAL DEL MOVIMIENTO PAX – HOLANDA

Durante los 25 años de presencia del Movimiento de Paz holandés ‘PAX’ (antiguo Pax Christi), en territorio colombiano, se nos ha reconocido por nuestros sinceros aportes a la paz y la convivencia y el apoyo a iniciativas ciudadanas dirigidas al fortalecimiento del Estado Social de Derecho y la democracia.

En el departamento del Cesar, a solicitud de la ciudadanía y autoridades locales del municipio de Aguachica, participamos y acompañamos la primera Consulta Popular por la Paz que se hizo en Colombia, y a su asesinado alcalde LUIS FERNANDO RINCÓN LÓPEZ, realizada el 27 de agosto de 1995.

Igualmente, las víctimas y sus defensores, de la zona minera del Departamento del Cesar, nos invitaron a realizar una investigación de carácter histórico y con el fin de contribuir al esclarecimiento de la verdad, a fin de permitir la reconstrucción de los proyectos de vida individuales y colectivos de los afectados por la violencia.

El resultado del estudio, es el informe de 144 páginas, que lleva por título:
“El lado oscuro del carbón. Violencia paramilitar alrededor de las minas de DRUMMOND y PRODECO, en el departamento del Cesar, durante el periodo 1996-2006”.

El objetivo de este informe es el de lograr para las víctimas un proceso de verdad y de reparacion. El espíritu de PAX, como movimiento de paz, no es la representación en procesos judiciales. Sino el acompañamiento para que las causas de las víctimas sean escuchadas y que las víctimas obtengan las plenas garantías de seguridad humana y de justicia.

El Informe entrega las siguientes cifras de violaciones a los Derechos Humanos, en el periodo que va de 1996 al 2006:

“Con base en los cálculos y estimados reproducidos más adelante, este informe asume un estimado prudente de 2.600 víctimas de asesinatos selectivos, 500 víctimas de masacres, y 240 víctimas de desapariciones forzosas, lo cual es atribuido al Frente Juan Andrés Álvarez (de aquí en adelante Frente JAA) de las AUC. El término masacre generalmente es usado para referirse al asesinato violento de un grupo de al menos tres seres humanos. Adicionalmente, la violencia paramilitar causó al menos 59.000 víctimas de desplazamiento forzado en la zona minera del Cesar. De estos estimados, hemos podido identificar por nombre y apellido a 865 víctimas de asesinatos selectivos, masacres y desapariciones forzosas, cometidos por el Frente JAA”...

“Hubo 105.165 casos registrados de personas desplazadas entre 2000 y 2006 dentro del área de operaciones directa o indirecta (14 municipios) del Frente JAA. Dentro de este periodo, los números más altos de casos de desplazamiento fueron en los años inmediatamente posteriores a la fundación del Frente JAA, a finales de 1999. El promedio de casos registrados en el área en estos años fue de 19.800”.

“...Un antiguo contratista de alimentación de Drummond ha testimoniado bajo juramento en diferentes procesos ante los tribunales, que él canalizó una suma total de 900.000 dólares para el Frente Juan Andrés Álvarez, en pagos mensuales, como lo solicitó Drummond, durante el periodo desde finales de 1997 a mediados de 2001”.

Lamentamos la actitud de DRUMMOND LIMITED, de no diálogo con las víctimas. Esta postura contrasta con la de apertura de GLENCORE, que ha propuesto dialogar sobre el tema de la reparación, aunque sin aceptación de responsabilidad.

Una parte de los testimonios bajo juramiento que PAX ha utilizado en el informe, fueron hechos en el proceso judicial en los EEUU contra Drummond. Estos testimonios se encuentran en internet. Otros testimonios, muchas veces por parte de los mismos testigos, fueron hechos dentro del marco de Justicia y Paz y la justicia ordinaria colombiana. A los testigos y a sus familiares, les han traído problemas de seguridad.

DRUMMOND LIMITED, tendenciosamente, ha pretendido asimilar los pleitos judiciales que enfrenta ante la justicia de Estados Unidos, los cuales están en trámites de apelación, con el informe “El lado oscuro del carbón”. Consideramos que son dos realidades totalmente distintas. Con el abogado de las víctimas en el proceso en los EEUU, Terrence P. Collingsworth, solamente hemos tenido un solo encuentro. de una media hora, en Bogotá. Y nos remitió algunos documentos que ya estaban en el internet. Nosotros hemos sido transparentes en cuanto a nuestras relaciones, y pedimos la misma reciprocidad de la empresa Drummond en cuanto a las visitas de sus representantes y abogados a los testigos que figuran en este proceso.

Declaramos que PAX, no está comprometida con ninguna estrategia de judicialización a DRUMMOND LTD., ni en Colombia, ni en EEUU, ni en Europa. Pero esto no quiere decir que vayamos a renunciar a buscar la verdad, la justicia y la reparación integral de las víctimas.

Por último, solicitamos a las autoridades colombianas, dar plenas garantías judiciales a las víctimas y a los testigos de este caso, comprometidos en los procesos de Justicia y Paz y en la justicia ordinaria.

PAX Holanda, Bogotá, 11 de Julio de 2014

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya