Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Martes, noviembre 29 de 2016
 

Denuncias

Comunicado a la opinión pública

Alerta temprana a entidades del Estado Colombiano

Domingo 20 de noviembre de 2016

2 | |

La Consejería de Derechos Humanos de la Organización Regional Indígena Valle del Cauca “ORIVAC” Informamos a la opinión pública nacional e internacional que ante la no adopción de medidas urgentes para la protección de las comunidades indígena y sus voceros colocamos en conocimiento de un nuevo hecho que altero la tranquilidad de la comunidad de Agua Clara del Pueblo WOUNAAN.

HECHO, A eso de las 6:30. PM Aproximadamente del día 19 de Noviembre de 2016, cuando el comunero Indígena ROLAN ISMARES Autoridad indígena, se encontraba en la comunidad de guarataco donde sus familiares, al regreso a la comunidad de Agua Clara, en el brazo que conduce a cacagual salió una lancha con un motor N° 40 quienes venían siguiendo la lancha de la comunidad de agua Clara, ROLAN ISMARES no presto mucha importancia ya es normal el tránsito de estos vehículos en la zona. El comunero indígena como es de costumbre iba acercándose la orilla del río donde queda la comunidad, cuando desde la lancha que lo seguía comenzaron a disparar. El comunero al escuchar los disparos se lanzó rápidamente al río lo que evito que fuera alcanzado por las balas disparadas desde la otra lancha.

Como la lancha de la comunidad no alcanzo a ser asegurada, los delincuentes la abordaron y salieron por la misma ruta de donde llegaron, de la otra lancha tiraron al rio al comunero de la comunidad de Buenavista el cual también salió con vida. Quien manifestó que él se encontraba colocando unos anzuelos en el rio para captura peces al otro día, en una lancha pequeña con motor N°15, motor que despojaron de la lancha, y a él lo traían secuestrado para que les sirviera de guía, y según cuenta que lo que iban a hacer era matarlo pero cuando el escucho los disparos se tiro al agua.

Este nuevo hecho que pone en zozobra a la comunidad de Agua Clara del pueblo WOUNAAN de nuestro Valle del Cauca, hecho que causo el desmayo de la comunera indígena NORALINA ISMARE, quien presencio como los delincuentes disparaban contra la Humanidad de su tío quien era el que conducía la lancha, situación que hasta las 8:00 PM la mujer permanece sin sentido, ante la impotencia de la comunidad de no poder hacer nada solicitamos a los organismos defensores de derechos Humanos tomar cartas en el asunto para socorrer a esta humilde comunidad.

Una vez más este territorio indígena del valle del Cauca es víctima de la zozobra, la impotencia y la incertidumbre que a arrebatando a nuestras comunidades la armonía y la vida en paz que quizás es la única esperanza de nuestro pueblo ya que no es la primera vez que sucede este tipo de hechos, como podremos recordar en el mes de abril de 2014, donde se robaron dos motores N° 75 hp YAMAHA y una Lancha con capacidad de 40 a 50 personas que servía de transporte de la comunidad, como si no fuera poco resulto herida de bala una comunera EVERILDA GUACORIZO de 70 años, quien hoy se encuentra en estado de invalides por la falta de una cirugía para extraer la bala

Con las amenazas del Gobernador del Municipio Dagua y florida, el consejero mayor de nuestra organización, y este nuevo hecho en las comunidades indígenas del Bajo San Juan afiliadas a la asociación de cabildos indígenas de Buenaventura “ACIVA” RP región pacifico donde han ocurrido hechos tan graves como de sembrar el terror torturando las mujeres indígenas.

Insistimos Al estado colombiano, la comunidad Internacional y la Comisión Interamericana de los Derechos CIDH. Estos hechos los han vivido las comunidades indígenas del resguardo KWET WALA, y las veredas aledañas del sector campesino del municipio de pradera, Florida, Dagua y los hechos sucedidos el día de hoy donde se Roban la lancha de la comunidad de Agua clara, medio de transporte que había sido donado por una agencia Internacional.

Desde la consejería de gobierno propio de la ORIVAC, reiteramos la necesidad urgente de interlocución por parte de la comisión Interamericana de Derechos Humanos, donde expresaremos las afectaciones en los territorios y organizaciones indígenas.

Por tal razón exigimos:

Al Gobierno Nacional.

Respeto a los territorios, procesos y organizaciones sociales, garantía y protección de los derechos fundamentales de los pueblos indígenas, sectores sociales y populares del País. Si no se avanza efectivamente en estos aspectos, es muy difícil hacer efectiva y real la paz en los territorios.

A la unidad Nacional de protección, realizar nuevamente aunar esfuerzos para los estudios de riesgo que presentan las autoridades y comunidades y adoptar medidas que garanticen una real protección.

La interlocución de la comisión interétnica de paz, en la mesa departamental y Municipal de paz en Buenaventura, la Implementación de medidas urgentes, para garantizar la vida e integridad de líderes, de las comunidades del Pueblo WOUNAAN.

A los Organismos Nacionales e Internacionales defensoras de Derechos Humanos:
Solicitamos con urgencia a los organismos e instituciones defensores de los derechos humanos, Estar atentos y actuar oportunamente ante las denuncias de las organizaciones indígenas y sociales para el apoyo y acompañamiento en las acciones colectivas, necesarias para la protección de los territorios y la defensa de la vida

Finalmente hacemos el llamado a los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos y a quien corresponda, para que conozcan de primera mano estos hechos que desde algún tiempo no se presentaban en nuestros resguardos.
Al alto gobierno para que tomen carta en estos asuntos y no permitan que personas ajenas a nuestras comunidades indígenas vulneren nuestra tranquilidad tanto en nuestra población como en nuestro territorio.

Saludo de solidaridad, armonía y resistencia a nuestros compañeros defensores de nuestra madre tierra estaremos prestos a defenderla.

Ver comunicado

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya