Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Martes, noviembre 29 de 2016
 

DeVer

Carta a Audrey Marks

Presidenta del Consejo Permanente OEA

Lunes 31 de octubre de 2016

2 | |

Las organizaciones firmantes, reiteramos la urgente e imperativa necesidad de que los Estados asuman la responsabilidad de hacerse cargo del SIDH, proveyéndole con una solución financiera sostenible que refleje su compromiso con el respeto y garantía a los derechos humanos de todas las personas en el continente.

28 de octubre de 2016

Excma.
Audrey Marks
Presidenta del Consejo Permanente Organización de los Estados Americanos

Excma. Audrey Marks:

Reciba un respetuoso saludo en nombre de la Coalición de Organizaciones por los Derechos Humanos de las Américas (en adelante “Coalición”). Por medio de la presente comunicación, nos dirigimos a usted en relación a la Asamblea General Extraordinaria que se llevará a cabo en Washington D.C. el próximo 31 de octubre de 2016, en la que se debatirán propuestas para lograr el pleno financiamiento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “Corte IDH”) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “CIDH”).

Dicha sesión se llevará a cabo en seguimiento a la Resolución 2887, adoptada en la pasada 46a Asamblea General de la OEA, por la que los Estados se comprometieron a “lograr el pleno financiamiento de la Corte y la Comisión a través del fondo Regular de la OEA” [1].

A continuación, le transmitimos algunas solicitudes respecto a la celebración de la próxima Asamblea General Extraordinaria, así como nuestras consideraciones respecto al pleno financiamiento de la CIDH y la Corte IDH, de modo que las mismas puedan ser conocidas por los/as representantes de los Estados con antelación a la citada Asamblea. Por su intermedio, le solicitamos que haga llegar esta carta a las misiones acreditadas ante la Organización.

1. Solicitudes respecto a la Asamblea General Extraordinaria y las reuniones previas

En la sesión del Consejo Permanente celebrada el pasado 19 de octubre, el Embajador de México señaló que a partir de dicho día se estarían realizando consultas informales con la propuesta de regresar al Consejo con una solución antes del 31 de octubre de 2016.

Al respecto, le solicitamos que, dada la importancia que este tema ostenta para la protección efectiva de los derechos humanos en el continente, y con base en los principios de participación y transparencia que deben guiar el actuar de la OEA, se hagan públicas las propuestas que los Estados presenten sobre este tema. En ese mismo espíritu, le solicitamos que para evitar las limitaciones a la participación de la sociedad civil que se dieron en la última Asamblea General,en la República Dominicana, la OEA garantice la mayor participación posible en esta Asamblea General Extraordinaria.

Adicionalmente, atendiendo a la dificultad que la mayoría de las organizaciones de la sociedad civil, víctimas, usuarios/as del SIDH tienen para viajar a Washington D.C. y a fin de facilitar el seguimiento de las temáticas desde distintos puntos del continente, le solicitamos que la sesión sea transmitida por webcast.

2. Consideraciones respecto al financiamiento de la CIDH y la Corte IDH

La CIDH y la Corte IDH son los dos órganos principales de promoción y protección de los derechos humanos en la región, cuyo ámbito de acción alcanza a unos 500 millones de habitantes. Ambos conforman el Sistema Interamericano de Derechos Humanos (en adelante “SIDH”), el único mecanismo regional que supervisa las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, de todos los países miembros de la OEA. Por tanto, el SIDH constituye el último recurso de defensa frente a violaciones de los derechos fundamentales en el continente.

Si bien la Asamblea General en el pasado aprobó resoluciones comprometiéndose a atender la grave situación financiera en la que se encuentran la CIDH y la Corte IDH, las mismas no se han materializado en un aumento significativo de los recursos que les permita a ambos órganos contar con los recursos adecuados para llevar a cabo sus mandatos.

Frente al compromiso asumido por los Estados en la 46a Asamblea General, de encontrar los mecanismos para lograr el pleno financiamiento de los órganos del SIDH, las organizaciones de la Coalición consideramos que los siguientes principios deben guiar la discusión del la próxima AG Extraordinaria del 31 de octubre:

a) La solución a adoptarse debe tener en cuenta la universalidad e integralidad del SIDH. Esto supone que el aumento de los recursos debe provenir de todos los Estados que forman parte de la OEA y que cualquier solución que se valore debe estar orientada a financiar de manera específica a la CIDH y la Corte. De ese modo, el presupuesto que se destine al SIDH debe atender las necesidades y mandatos de la CIDH y la Corte IDH.

A fin de garantizar la integralidad del SIDH, los aportes no deben realizarse en conjunto con otros órganos o dependencias de la OEA, que se dedican a tareas similares de promoción o protección de los derechos humanos sin ser parte del sistema independiente de monitoreo creado por la institución.

b) El sistema de financiamiento que adopten los Estados debe garantizar el máximo respeto a la independencia y autonomía de la CIDH y la Corte IDH. Son los propios órganos los que deciden y determinan sus propios planes de trabajo y actividades sobre la base de sus mandatos convencionales. En este sentido, observamos que la CIDH ha iniciado un proceso de revisión de su Plan Estratégico 2017-2020, que se anuncia como un proceso abierto, transparente y participativo, que tendrá lugar en los próximos meses. Si bien en el futuro, los Estados podrán tener en cuenta las necesidades financieras que la CIDH y Corte IDH expliciten en sus respectivos planes, en relación con resultados y actividades planeadas, la adopción de un incremento en el presupuesto de ambos órganos no debe supeditarse a la presentación de dichos planes estratégicos. Ello por cuanto el aumento presupuestario responde a una situación de crisis financiera aguda, que requiere de una respuesta inmediata por parte de los Estados, para que la CIDH y la Corte IDH puedan seguir haciendo cabalmente su trabajo.

Por otro lado, los Estados deben considerar que un adecuado financiamiento del SIDH proveniente del Fondo Regular de la OEA, contribuiría también a fortalecer la autonomía de la CIDH y la Corte IDH, al no tener que depender éstos de las contribuciones voluntarias, que de todas maneras seguirán apoyando el trabajo del SIDH pero que no deben constituir las principales fuentes de financiamiento.

c) El modelo de financiamiento del SIDH debe regirse por el principio de viabilidad y sostenibilidad. Es decir, los Estados deben adoptar una solución que garantice un adecuado funcionamiento de la CIDH y la Corte IDH, no sólo en el corto plazo, sino también en el mediano y largo plazo. En ese sentido, más allá de la crisis actual y la necesidad de un incremento sustantivo en el presupuesto de 2017, debe establecerse una solución que garantice que un porcentaje adecuado del Fondo Regular de la OEA sea destinado a la CIDH y la Corte.

Adicionalmente, la sostenibilidad financiera del sistema de derechos humanos se beneficia de los aportes de asociaciones civiles, universidades, países observadores, tribunales locales y otros. Es clave que el SIDH mantenga su práctica de búsqueda de financiamiento de manera amplia y sin limitaciones, más allá de las decisiones de los órganos en ejercicio de sus competencias, teniendo en cuenta la independencia del SIDH.

d) El sistema de financiamiento debe preservar la integridad de las competencias de la CIDH y la Corte IDH. De ese modo, el modelo de financiamiento no debe suponer de ningún modo una limitación o eliminación de las funciones que son parte intrínseca de sus mandatos. Por ejemplo, sujetar los aportes a la eliminación de relatorías temáticas.

e) Toda la discusión relativa al pleno financiamiento de la CIDH y la Corte debe guiarse por los principios de transparencia y publicidad. Agradecemos la voluntad de numerosos representantes, integrantes de los órganos y funcionarios/as, de mantener canales de diálogo abiertos. En este mismo sentido, consideramos fundamental que el SIDH y la OEA adopten mecanismos que garanticen que el proceso de discusión sobre la temática sea abierto y participativo, y que las propuestas y soluciones alcanzadas sean públicas.

Sin otro particular, las organizaciones firmantes, reiteramos la urgente e imperativa necesidad de que los Estados asuman la responsabilidad de hacerse cargo del SIDH, proveyéndole con una solución financiera sostenible que refleje su compromiso con el respeto y garantía a los derechos humanos de todas las personas en el continente.

Atentamente,

Cc. James Cavallaro, Presidente de la CIDH.
Cc. Roberto Caldas, Presidente de la Corte IDH.

Organizaciones firmantes:

Regional

  • Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL)
  • Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM)
  • International Service for Human Rights (ISHR)
  • Instituto Internacional sobre Raza, Igualdad y Derechos Humanos
  • Ipas
  • Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA)
  • Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (PIDHDD Regional)
  • Robert F. Kennedy Human Rights
  • Women’s Link Worldwide

Argentina

  • Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS)

Bolivia

  • Oficina Jurídica para La Mujer

Canadá

  • Abogados sin fronteras Canadá

Colombia

  • Comisión Intereclesial de Justicia y Paz
  • Colectivo de Abogados "José Alvear Restrepo" (CCAJAR)
  • Consultorio Jurídico Internacional de la Facultad de Derecho Universidad Santo Tomás, Bogotá
  • Comunidades Construyendo Paz en los Territorios (CONPAZ)
  • Grupo Interdisciplinario (GIDH)
  • Paz y Esperanza

Ecuador

  • Centro de Documentación en Derechos Humanos "Segundo Montes Mozo S.J." (CSMM)
  • Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos
  • Comisión Ecuménica De Derechos Humanos (CEDHU)

Guatemala

  • Convergencia por los Derechos Humanos, integrada por:
  • Centro de Análisis Forense y Ciencias Aplicadas (CAFCA)
  • Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH)
  • Centro Internacional para Investigaciones en Derechos Humanos (CIIDH) Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial (ECAP)
  • Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales de Guatemala (ICCPG) Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG) Seguridad en Democracia (SEDEM)
  • Unidad de Protección a Defensores y Defensoras de Derechos Humanos de Guatemala (UDEFEGUA)
  • Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas (UNAMG)
  • Fundación Myrna Mack

Honduras

  • Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación

México

  • Abogadas y Abogados para la Justicia y los Derechos Humanos
  • Asistencia Legal por los Derechos Humanos (ASILEGAL)
  • Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez
  • Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH)
  • Fundar, Centro de Análisis e Investigación
  • Grupo de Mujeres de San Cristóbal Las Casas, AC
  • Ipas Mexico

Nicaragua

  • Movimiento Autónomo de Mujeres

Perú

  • Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH)
  • Asociación Paz y Esperanza
  • Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (PROMSEX)
  • Coordinadora Nacional de Derechos Humanos
  • Instituto Internacional de Derecho y Sociedad (IIDS)

Venezuela

  • Acción Solidaria en VIH/SIDA
  • CIVILIS Derechos Humanos
  • Comité de Familiares de las Víctimas de los Sucesos de Febrero-Marzo de 1989 (COFAVIC)

Foto: https://pbs.twimg.com/media/CtivJOWWgAA1Ztj.jpg

Notas

[1Asamblea General, AG/Res. 2887 (XLVI-O/16)

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya