Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Viernes, noviembre 25 de 2016
 

Constancia

Asesinato de un afromestizo, desplazamiento forzado y muerte de cinco niños de comunidad Woaunaan.

Jueves 26 de mayo de 2016

2 | |

Asesinato de un afromestizo, desplazamiento forzado y muerte de cinco niños de las comunidades Woaunaan, bombardeos y ametrallamiento del ejército a civiles, control paramilitar y amenazas a líderes de las comunidades del río San Juan, hostigamiento a la lideresa MARCIA MEJÍA en Buenaventura.

Bogotá, D.C. 27 de mayo de 2016

JUAN MANUEL SANTOS
Presidente de la República de Colombia

JUAN FERNANDO CRISTO
Ministro del Interior

MARÍA ANGELA HOLGUÍN
Ministra de Relaciones Exteriores

JORGE LONDOÑO
Ministro de Justicia

LUIS GILBERTO MURILLO
Ministro de Ambiente

AURELIO IRAGORRI
Ministro de Agricultura

RAFAEL PARDO
Ministro de post-conflicto

PAULA GAVIRIA
Alto Consejera Presidencial para los Derechos Humanos

ALÁN JARA
Director Unidad de Víctimas

JORGE EDUARDO PERDOMO
Fiscal General de la Nación

ALEJANDRO ORDÓÑEZ
Procurador General de la Nación

ALFONSO CAJIAO
Defensor Nacional del Pueblo en funciones

Reciban un cordial saludo

Ref; Asesinato de un afromestizo, desplazamiento forzado y muerte de cinco niños de las comunidades Woaunaan, bombardeos y ametrallamiento del ejército a civiles, control paramilitar y amenazas a líderes de las comunidades del río San Juan, hostigamiento a la lideresa MARCIA MEJÍA en Buenaventura.

“Recordad que a lo largo de la historia, siempre ha habido tiranos y asesinos, y por un tiempo, han parecido invencibles. Pero siempre han acabado cayendo. Siempre.” Mahatma Gandhi.

Nuestra Constancia Histórica y Censura Ética ante el desplazamiento forzado de 645 indígenas de las comunidades Wounaan; ante los bombardeos y ametrallamientos de la fuerza aérea colombiana a la población civil; ante las amenazas, agresión y hurto al líder ESMERITO CHAMARRA PIZARIO y las amenazas paramilitares a los líderes MAYOLO CHAMAPURO, EDISON MÁLAGA, SIABEL OBISPO y ENRIQUE MEMBACHE en las comunidades del río San Juan y el hostigamiento a MARCIA MEJÍA por un individuo en su vivienda en Buenaventura; ante la muerte de 5 niños Woaunaan por desatención mientras sus comunidades exigían un retorno digno; ante el asesinato de un joven afromestizo.

Nuestra Constancia Histórica ante la omisión, inacción, tolerancia de las fuerzas militares frente a operaciones armadas de tipo paramilitar, dejando en entre dicho ante la población su misión constitucional

Nuestra Censura Ética ante la falta de actuaciones por parte del ente investigador del Estado para investigar, presentar acusaciones frente a las graves violaciones de derechos humanos que comprometen la responsabilidad del Estado desde el 2001 en la región del Calima y el San Juan; ante la continuidad de actuaciones irresponsables de la institucionalidad local para dar respuesta a los derechos de las víctimas, y la inacción del poder central para hacer efectivos los derechos de las víctimas en el marco de las disposiciones legales de la ley 1448, la que está permitiendo la revictimización de la población indígena Woaunaan.

Ante ustedes los fundamentos fácticos de nuestra Constancia Histórica:

*Viernes 27 de noviembre de 2015 a las 10:00 p.m. fue observado el cuerpo de un joven afrocolombiano sobre el río San Juan que atraviesa con los predios de la comunidad indígena del Resguardo de Taparalito, jurisdicción del municipio de Litoral de San Juan, Chocó.

La comunidad indígena se encontraba en una actividad cultural que se vio interrumpida cuando escucharon a lo lejos disparos, al parecer de fusil. Al amanecer, el cadáver había sido retirado del lugar.

Por temor a eventuales operaciones en su contra por las operaciones de grupos herederos del paramilitarismo, la consumación de asesinatos de personas de las comunidades, y eventuales choques armados entre FARC EP y el ELN, paramilitares y militares, 118 personas y 25 familias de la población indígena se desplazaron al casco urbano del Distrito de Buenaventura. Entre los desplazados se encontraban 60 niños (0 a 15 años); 15 hombres y 23 mujeres.

Las familias llegaron a los barrios como Nueva Floresta, Villa linda, Matía Mulumba, El Porvenir, El Ruíz y Viento Libre de Buenaventura.

Ante la ausencia de un albergue habilitado por el gobierno nacional, la comunidad tuvo que alojarse en estos barrios de control paramilitar de Buenaventura, con mucho temor.

*Domingo 29 noviembre de 2015 645 indígenas de las comunidades Wounaan de Chamapuro, Chachajo y del Territorio humanitario y biodiverso de la comunidad Unión Agua Clara, del Bajo San Juan, Distrito de Buenaventura, tras un acuerdo verbal con la Alcaldía Distrital y con las instituciones competentes, en el que se les garantizaba protección y condiciones dignas de retorno, regresaron a sus territorios.

Estas comunidades fueron desplazadas a la cabecera distrital tras una incursión a su territorio en noviembre de 2014 de las estructuras paramilitares que controlan el bajo San Juan y que tienen asiento permanente en lugares como Cabecera, Isla del Mono y García Gómez.

El acuerdo alcanzado con las instituciones contiene 32 componentes y 10 anexos referentes a cuestiones de protección, documentación, alimentación, semillas, herramientas, trapiche, vivienda, salud, embarcación, motor, potrillos y acueducto. Sin embargo, el Gobierno Distrital incumplió lo pactado y el retorno de las comunidades indígenas se produjo bajo mínimas condiciones de dignidad, protección y salubridad. De acuerdo con un cálculo estimado, tras cinco meses de haber retornado, el incumplimiento es de más del 70% de lo acordado.

En los 12 meses que permanecieron como desplazados en el Coliseo de Buenaventura tuvieron que enterrar en 2015 a un niño de 4 años de la comunidad Unión Balsalito, y a un bebé de la familia MEMBACHE NEGRÍA que falleció el 27 junio del mismo año tras ser atendido en parto en la Clínica Santa Sofía y haber permanecido en la incubadora durante 2 horas. Ambos niños fallecieron mientras sus comunidades demandaban condiciones dignas para el retorno a sus territorios.

Las entidades responsables dejaron de lado, la atención integral y diferencial para la comunidad Woaunaan, según aprecia la comunidad.

Durante su desplazamiento no se les facilitaron las condiciones oportunas para sus rituales propios y sus jornadas de armonización.

*Miércoles 2 de diciembre de 2015 a las 3:00 p.m. en el Territorio Humanitario y Biodiverso de la Comunidad Unión Agua Clara, sobre el rio San Juan, jurisdicción del distrito de Buenaventura, dos paramilitares reconocidos por los pobladores como alias “Norman” y “Ricardo” de la estructura de “Los Rastrojos”, de tez morena llegaron hasta la orilla de la comunidad abordo de una embarcación azul con motor 15 cc, portando armas cortas en sus cinturas.

El paramilitar alias “Ricardo” permaneció en la embarcación mientras alias “Norman” descendió de la embarcación en la orilla y preguntó a los pobladores agresiva e insistentemente por el gobernador, al no obtener respuesta se dirigió a buscarle hasta su casa y al no encontrarle manifestó: "por qué se desplazaron indios brutos, ahora si voy a mandar a mi gente"; (...) "me voy pero voy a mandar mi gente" y agregó: "voy a matar a uno para que no anden jodiendo con esta vaina, ya verán". Segundos después se acercó a la valla instalada por la comunidad con el letrero: "Territorio Humanitario y Biodiverso Comunidad Unión Agua Clara, área exclusiva de población civil" e insistió en la amenaza: "voy a mandar mi gente".

Los armados permanecieron en la comunidad 15 minutos y afirmaron que aún conservan una lista con los nombres de líderes comunitarios del río San Juan, de los cuales mencionaron a: MAYOLO CHAMAPURO; EDINSON MÁLAGA; SIABEL OBISPO; ENRIQUE MEMBACHE y ESMÉRITO CHAMARRA, una de sus autoridades tardicionales
.
Esta amenaza se produjo tan sólo tres días después del retorno de las comunidades.

*Sábado 5 de diciembre de 2015 en horas de la tarde, el jefe paramilitar de “Los Rastrojos” alias “Cobra” confirmó que tenía en su poder el listado de líderes de las comunidades y que serían asesinados

Alias “Cobra” indagó a varios pobladores de manera directa por los desplazados y retornados. El neoparamilitar afirmó que iría en cualquier momento con sus hombres a la comunidad ubicada en la zona rural

Desde antes del desplazamiento de 2014 este armado es el responsable del cobro de extorsión, y de los hurtos e intimidaciones sufridas por las comunidades de la región, y en la planeación de operaciones contra los civiles.

En horas de la tarde, los paramilitares que operan en el área rural abordaron por la fuerza a varios indígenas y les coaccionaron. Les manifestaron que nos les iban a atacar si se mantenían en silencio.

Manifestaron que si empezaban a denunciar se les iba a silenciar a la fuerza. Uno de los armados expresó que iban a seguir moviéndose por el río San Juan a cualquier hora del día o de la noche, y que contaban con dinero y respaldo de los militares, y si algo se filtraba los indígenas de se iban a morir.

El tránsito permanente de paramilitares ocurre con toda libertad por el río San Juan a pesar de la presencia de efectivos regulares de la Infantería de Marina, denunciaron a nuestra Comisión de Justicia y Paz, los pobladores.

*Sábado 5 de diciembre de 2015 desde media mañana un grupo de observadores de derechos humanos nacionales e internacionales, entre ellos de nuestra Comisión de Justicia y Paz, constataron la condiciones en que se encontraban viviendo, las 63 familias retornadas días atrás.

Aproximadamente, 30 niños y niñas, y varios adultos, presentaban fiebre, vómito y diarrea. Los alimentos entregados para un mes que componen una dieta en la que no aplica el enfoque diferencial se estaban agotando; las semillas otorgadas para iniciar las siembras eran insuficientes; los potrillos para sus transporte no había sido entregados; tampoco se aportaron los materiales acordados para la recolección de agua lluvia, lo que obligó a la comunidad a consumir el agua del río sin ningún tipo de purificación. Las organizaciones constataron los graves efectos para la población indígena de los incumplimientos en materia de atención humanitaria para la salud física,emocional y las posibilidades de restablecimiento del derecho a una vida digna.

Los pobladores denunciaron el incumplimiento del Gobierno Distrital y de la Unidad de Víctimas de los acuerdos para un retorno en condiciones dignas. Los indígenas expresaron el temor que les asiste por la continuidad de operaciones de estructuras armadas de tipo paramilitar que hacen presencia y control en el río San Juan.

A esa fecha las instituciones responsables de atención al retorno, se negaron a firmar el plan de retorno acordado con los líderes indígenas.

*Viernes 10 de diciembre de 2015 a las 12:00 p.m. en la comunidad de Tío Cirilio, del municipio del Litoral del San Juan, falleció la niña MARIMAR CHIRIMÍA BARQUEÑO de un año.

MARIMAR enfermó en su condición de desplazada en Buenaventura, y fue llevada de un centro asistencial a otro, en todos ellos, se le negó sistemáticamente la atención médica. Del hospital de Buenaventura la remitieron al hospitalito, desde éste, al centro asistencia de la Independencia y finalmente fue llevada a la Clínica Santa Sofía, allí no quisieron prestarle la atención por no contar con EPS.

Tras la desatención y el maltrato sufrido, los padres desesperadamente, decidieron llevarla a su comunidad de origen Tío Cirilo de Río San Juan para ser tratada por un médico tradicional. La niña falleció con síntomas de fiebre, vómito y diarrea.

*Domingo 13 de diciembre de 2015 transcurridos 20 días desde su nacimiento, murió el bebé CHIRIPUA CHAMARRA, en la clínica Santa Sofía.

La bebé había retornado con sus padres a la comunidad Agua Clara, el 29 de noviembre, y enfermó por la falta de alimentos, de agua potable y en general de condiciones de salubridad.

El incumplimiento a los compromisos básicos para el retorno de la comunidad por parte del gobierno de Buenaventura y la ausencia de una supervisión e intervención del entre central se encuentran en el origen de una respuesta inexistente para una atención diferencial y preventiva para evitar este tipo de sucesos

*Jueves 18 de febrero en el Territorio Humanitario y Biodiverso de la comunidad Woaunaan Unión Agua Clara, falleció durante el parto un bebé de la familia ISMARE GUAUPICO.

El incumplimiento del gobierno de Buenaventura entre ellos embarcaciones para el transporte de emergencia, imposibilitó que la bebe hubiera sido trasladada a Buenaventura. La madre que requería asistencia médica urgente tuvo que ser trasladada a Buenaventura en una embarcación prestada, muchas horas después de lo que se requería para que fuera atendida con medios idóneos para atender un embarazo riesgoso.

Son cinco los niños Woaunaan muertos a consecuencia del desplazamiento forzado y los incumplimientos institucionales de lo acordado en relación al proceso de retorno.

*Sábado 12 de marzo a la 1:00 a.m. en el Resguardo Humanitario y Biodiverso Santa Rosa de Guayacán, en río Calima, unos sujetos desconocidos se detuvieron frente a la comunidad para que les vendieran combustible para una embarcación de alto cilindraje. Al no ser atendidos, continuaron por el río San Juan.

*Domingo 13 de marzo en horas de la noche en el corregimiento de Munguidó en las inmediaciones de la comunidad indígena Wounaan de Unión Guaimía y Pangala en el medio San Juan, la fuerza aérea colombiana realizó un bombardeo contra un campamento de la guerrilla del ELN.

El ejército bombardeó a menos de 500 metros de áreas de trabajo y viviendas de la población civil. Antes y después del bombardeo se mantuvieron sobrevuelos de aviones y helicópteros acompañados de ametrallamientos indiscriminados.

El hecho causó gran temor y zozobra en los pobladores de las comunidades afrodescendientes e indígenas de la región. Algunos testigos afirmaron que durante el desarrollo de los operativos terrestres de la Policía y el Ejército ingresaron efectivos de las estructuras paramilitares.

Según el parte militar habrían resultado muertos siete guerrilleros del ELN del Che Guevara

*Sábado 1 de abril desde primeras horas del día en el municipio de Istmina, Chocó, paramilitares de las “Autodefensas Gaitanistas de Colombia” realizaron un paro armado en la cabecera municipal.

Los armados impidieron el tránsito de embarcaciones de carga hacia las comunidades del medio San Juan.

El paro de las AGC agravó la situación de la comunidad indígena de Unión Guaimía en el corregimiento de Munguidó, quien se experimenta como en confinamiento, crisis humanitaria, alimentaria y de saludo, que sobreviene desde el bombardeo.

*Miércoles 6 de abril a las 10:00 a.m. fuimos informados que en la comunidad de Puerto Guadualito del Resguardo Puerto Pizario, Municipio de Litoral de San Juan, Chocó, paramilitares de la estructura de “Los Rastrojos” que permanecen en la comunidad de Cabecera, entre ellos alias “Remolino” y “Óscar”, llegaron hasta una de las viviendas portando ambos armas cortas, durante dos horas estuvieron bebiendo causando temor a los pobladores.

Es de anotar que en enero de 2015, ocho familias de la comunidad de Puerto Guadualito se desplazaron a la ciudad de Cali por miedo a esta estructura paramilitar y por los enfrentamientos entre militares y la guerrilla del ELN.

Las familias indígenas permanecieron desplazados en Cali hasta mayo de ese año. Ante la inacción y falta de respuesta del Gobierno Distrital y las autoridades competentes se vieron obligadas a regresar pero sometidas a las normas establecidas por la estructura paramilitar que mantiene bajo su control el territorio que habían abandonado.

*Domingo 10 de abril a las 3:15 p.m. en el resguardo de Pichimá Quebrada, Municipio de Litoral de San Juan, Chocó, aviones de la fuerza aérea colombiana y helicópteros artillados bombardearon y ametrallaron el área, causando temor entre los pobladores y obligándolos a permanecer en sus viviendas.

Según las fuentes, los bombardeos causaron la muerte de al menos cinco guerrilleros del ELN y tres más heridos.

*Lunes 11 de abril a las 7 :00 a.m. 457 indígenas Woaunaan entre ellos 172 niños y niñas, 140 mujeres y 145 hombres pertenecientes a 95 familias de la comunidad de Pichimá Quebrada llegaron desplazados a la cabecera municipal del Litoral de San Juan, Chocó. Los indígenas huían de los bombardeos y operaciones que la fuerza aérea del ejército colombiano estaba desarrollando en el territorio de su comunidad presuntamente para atacar guerrilleros del ELN.

Líderes comunitarios que habitan en el territorio han manifestado a nuestra Comisión de Justicia y Paz que debido al miedo a sufrir nuevos bombardeos y ametrallamientos del ejército colombiano, los alimentos comenzaron a escasear, agregaron que los pobladores no se atreven a salir de sus respectivas comunidades a sus lugares habituales de siembra, pesca y cacería.

*Martes 13 de abril a las 10:30 a.m. en el muelle turístico de Buenaventura, dos paramilitares con pistolas y con el cuchillo en la mano, abordaron a ESMERITO CHAMARRA PIZARIO líder indígena del territorio Humanitario y Biodiverso Comunidad Unión Agua Clara en el Bajo San Juan.

Los armados le hurtaron el dinero que llevaba para surtir su tienda familiar y el equipo celular No 3108112133 entregado al líder por la Unidad Nacional de Protección.

El hurto ocurrió luego que ESMERITO saliera de una reunión en la sede de la alcaldía en la que se abordó el incumplimiento de las condiciones dignas de retorno y de protección que el Gobierno Distrital había acordado con las comunidades Woaunaan del Bajo San Juan.

En 2015 cuando se encontraba desplazado con su comunidad en el Coliseo de Buenaventura ESMERITO ya sufrió persecuciones y amenazas paramilitares tras haber participado en una reunión de Justicia Transicional.

*Martes 3 de mayo a las 11:00 a.m. un sujeto no identificado acechó y hostigo a la familia en la que habita la lideresa MARCIA MEJÍA situada en el Barrio Miraflores de Buenaventura, durante aproximadamente 15 minutos.

Transcurrido ese tiempo, el individuo llamó a la puerta y preguntó por MARCÍA, la mujer y su hijo respondieron que no se encontraba presente por lo que el sujeto se marchó sin decir nada más.

El hecho se produjo tan sólo 13 días después, de la amenaza paramilitar de las “Autodefensas Gaitanistas” contra MARCIA y otros líderes sociales indígenas, de ACIVA R.P y de CONPAZ.

*Domingo 8 de mayo a las 2:00 p.m. a Docordó, municipio de Litoral de San Juan, departamento del Chocó, llegaron 94 familias indígenas Woaunaan, 466 personas del Resguardo Pichima Quebrada.

Estas familias han sido víctimas, en menos de un mes, de dos desplazamientos forzados. El segundo se produce, tan sólo 12 días después de haber regresado a su territorio sin que el gobierno cumpliera las mínimas condiciones de dignidad y protección.

La situación de los desplazados se agravó notablemente por la falta de atención integral y diferencial, así como, por la ausencia de garantías para iniciar un nuevo retorno por la continuidad de las operaciones del ejército en la zona y la instalación militar cerca de la población civil.

Nuestra Censura Ética ante la ausencia de garantías para la protección y las libertades para los indígenas retornados de las comunidades Woaunaan de Agua Clara, Chachajo y Chamapuro ante el control paramilitar de estructuras que se identifican como “Rastrojos” y los “Urabeños” con retenes, hurto de combustibles, restricción al ingreso de bienes de supervivencia, asegurando el tráfico de droga hacia el Pacífico; ante la ausencia de medidas eficaces para desestructurar esta presencia ilegal por parte de estructuras regulares de la Infantería d Marina, que realizan operaciones en lugares como García Gómez e Isla de Mono, jurisdicción del bajo San Juan,

Nuestra Censura Ética ante la respuesta institucional por parte del Distrito de Buenaventura y la Unidad de Víctimas con serios incumplimientos en temas básicos como agua potable, alimentación, botes y potrillos para la reactivación económica, emergencias de salud y protección, lo mismo que en semillas y herramientas necesarias para el restablecimiento de la vida de las comunidades indígenas.

Nuestra Censura Ética ante el asesinato de un joven afromestizo presumiblemente por estructuras paramilitares que operan en la región del San Juan y que generaron y generan un clima de amenaza y temor en los pobladores.

Nuestra Censura Ética ante el desplazamiento forzado de 645 indígenas de las comunidades Woaunaan causado por actuaciones cercanas a las comunidades indígenas, sin planes de contingencia, de atención integral preventiva y o de emergencia.

Nuestra Censura Ética ante la negligencia y falta de voluntad política del Gobierno para cumplir con lo establecido en los Principios de Derecho internacional y los protocolos debidos para el retorno de las comunidades indígenas, propiciando una vulneración de los derechos de la población indígena que padece los rigores de la confrontación armada, el desarrollo de nuevas formas de paramilitarismo, y la inacción institucional para proteger sus derechos.

Nuestra Censura Ética ante la presencia y control de operaciones de tipo paramilitar que operan en el casco urbano de Buenaventura y sus zonas rurales como Calima, Litoral de San Juan con hostigamientos y amenazas a los líderes y comunidades indígenas, sin que desde las instituciones estatales y gubernamentales se implementen las medidas necesarias para el efectivo desmonte paramilitar y la adopción de medidas preventivas eficaces.

En conformidad con el artículo 23 de la Constitución Nacional respetuosamente elevamos nuestro Derecho de Petición para que se brinde una respuesta formal y fáctica, ante las preguntas aquí indicadas conforme a sus responsabilidades institucionales

1- ¿La Fiscalía General de la Nación tiene conocimiento de la noticia criminal ocurrida en el río San Juan, arriba descrita? Sírvase informarnos, sí existe y si ya existe identificación de la víctima.

2- Sírvase informarnos, identificando la entidad aportante, la cantidad presupuestal, el tipo de respuesta en materia de techo, salud, educación, de la administración municipal de Buenaventura para el retorno de la Comunidad Woaunaan desplazada y luego retornada en 2015. Expedirse copia de la documentación y sustentación del gasto

3- Sírvase expedir copia del Acta de Acuerdos para el retorno de la comunidad Woaunan?

4- ¿Qué investigaciones se están adelantando en relación a la muerte de 5 niños Woaunnan como consecuencia de la situación de la desatención en la que viven estas comunidades?, Bajo qué radicado, qué Fiscalía, qué imputados y qué tipo penal se realiza la investigación?

5- Sírvase informarnos, ¿qué investigación se está adelantando por el desplazamiento forzado de la comunidad Woaunnan?, ¿Bajo qué radicado, qué tipo penal?, ¿Qué personas han sido individualizadas? ¿Qué pruebas han sido recaudadas?

6. ¿Qué tipo de atención reciben las 457 indígenas Woaunaan entre ellos 172 niños y niñas, 140 mujeres y 145 hombres pertenecientes a 95 familias de la comunidad de Pichimá Quebrada llegaron desplazados a la cabecera municipal del Litoral de San Juan, Chocó? ¿Qué entidades han intervenido, qué aportes han sido ejecutados, cuál es el origen de los aportes, cuáles los resultados en materia de atención humanitaria de emergencia, alimentación, techo, salud?

7. ¿Qué investigación se ha adelantado, bajo qué radicado, qué pruebas se han realizado, qué personas imputadas respecto al desplazamiento forzado de 457 indígenas de la Comunidad Pichimá?

8. Sírvase expedir copia, de algún acta suscrita con la población indígena respecto a su retorno a Pichima?

9- Sírvase informarnos de las actuaciones preventivas y de enfrentamiento a las fuerzas sucesoras del paramilitarismo en el San Juan. Especifique su actuación y resultados

10. ¿Qué medidas de protección destinadas a garantizar la seguridad personal la integridad física y la vida de las personas arriba nombradas? ¿qué institución va a ser la responsable de las mismas, en qué van a consistir específicamente y en qué tiempo se van a implementar?

11- Sírvase informarnos el nombre de la operación, sus objetivos, sus resultados, el tipo de armamento usado, los nombres de los mandos de las operaciones realizadas durante 2016 en el río San Juan.

12- En relación con la vigilancia e intimidación a la lideresa MARCIA MEJÍA y su familia ¿qué medidas destinadas a garantizar su integridad física y su vida se van a implementar? ¿Qué institución va a ser la encargada de llevarlas a cabo, en qué van a consistir y en qué tiempo van a ser desarrolladas?

13- En relación a la agresión y hurto a ESMERITO CHAMARRA PIZARIO por un paramilitar, ¿qué investigaciones se van a poner en marcha? ¿qué medidas de protección a la vista de la grave situación de riesgo a su vida se piensan actuar?

14-. Sírvase expedir copia de los Informes de Riesgo y Sistema de Alerta Temprana de la Defensoría del Pueblo respecto a las comunidades indígenas del SanJuan, Buenaventura

Agradeciendo su atención y esperando sus respuestas frente a la grave situación de riesgo y de permanente zozobra que padecen las comunidades indígenas, de toda consideración,

Comisión Intereclesial Justicia y Paz

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya