Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Jueves, noviembre 17 de 2016
 

Paz

Anuncio de fase pública de negociaciones con ELN

Presidente Juan Manuel Santos, evento de pedagogía de paz en Ciénaga

Miércoles 28 de septiembre de 2016

2 | |

Hace 48 horas el ELN decretó un cese al fuego unilateral.
Yo quiero resaltar este gesto del ELN. Y si libera los secuestrados la misma semana entrante podríamos anunciar que comienza la fase pública de las negociaciones, porque ya tenemos con el ELN el 50 por ciento de la negociación, que es la agenda negociada.

Buenas noches Magdalena. Buenas noches Ciénaga.

Qué bueno estar aquí esta noche con ustedes, luego de, hace 24 horas estábamos en el evento más importante que cualquiera de nosotros puede observar, puede vivir, y es el de terminar una guerra que ha durado 52 años.

Qué bueno estar aquí en Ciénaga celebrando este acontecimiento con ustedes, que siempre, como lo decía ‘el Mello’, siempre han apoyado las buenas causas, siempre han estado presentes.

(…)

Todos estamos aquí muy felices porque ayer sucedió algo importante.

Esto que se firmó, como lo decía ‘el Nene’ (Alcalde Edgardo Pérez), es un acuerdo imperfecto, porque es un paso donde se tiene que ceder de parte y parte.

Pero es el mejor acuerdo posible.

Y lo importante, ustedes tienen que entender, para que el próximo domingo salgan a votar, salgan a depositar ese voto por el sí.

Es lo que significa este acuerdo. Cuando ustedes salgan a votar el domingo, piensen en sus hijos, piensen en sus nietos, piensen que ustedes pueden salvar vidas diciéndole sí a estos acuerdos.

Y a través de ese sí, las Farc desaparecen de Colombia. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia dejan de existir. Y habrá paz.

Si ustedes votan por el sí les están dando a sus hijos y a sus nietos un país sin víctimas, porque al votar sí, se cierra la fábrica de víctimas.

Si ustedes votan, sí ustedes les están dando oportunidades a millones de campesinos que hasta el momento no han tenido la ayuda del Estado. Muchos de ellos, millones de ellos, desplazados de los campos hacía las ciudades, van a poder retornar a sus lugares de origen para llevar una vida digna y donde el Estado va a poder ayudarlos porque ya no habrá guerra, ya no habrá conflicto armado.

Si ustedes votan por el sí, ustedes pueden cambiar la historia de este país, el único país que sigue con una guerra incrédula de todo el hemisferio americano.

Ayer en Cartagena estaban los presidentes de todos los países de la región –vino hasta el Rey Juan Carlos de Borbón de España– a ser testigos de un acontecimiento que para Colombia significa que se cierra un capítulo de tristeza, un capítulo de sufrimiento, de muerte, de violencia, y se abre uno nuevo de oportunidades, de progreso, de un futuro mejor para todo el mundo.

Este acuerdo ya ha sido señalado por toda la comunidad internacional como un ejemplo para el resto del mundo.

Aquí estuvo ayer, hace 24 horas, el propio Secretario General de las Naciones Unidas, el Presidente de la Asamblea de las Naciones Unidas, diciendo ‘todos los países del mundo, sin excepción, apoyan este acuerdo, porque este es un acuerdo responsable, equilibrado, que le va a traer mucho bien, no solamente a Colombia, sino a toda la región.

Por eso, queridos cienagueros, es tan importante que ustedes se empoderen el próximo domingo y voten esta paz. Como lo he dicho, no es mía, no es del Presidente, no es de Juan Manuel Santos, no es ni siquiera de mi Gobierno.

Esta paz les pertenece a todos y cada uno de ustedes. Y ustedes tienen que apropiarse de esa paz.

Ustedes van a tener el poder el domingo de decidir con su voto. El voto de cualquiera de ustedes es el mismo voto mío como Presidente, cuenta lo mismo, tenemos el mismo poder. Pero ustedes son los que tienen que tomar la decisión.

Por eso yo les prometí al pueblo colombiano cuando comencé, hace seis años, que este proceso difícil, complejo, lleno de dificultades, lleno de obstáculos, les prometí que al final, cuando llegáramos a unos acuerdos, el Presidente, que tiene las facultades, que legalmente puede firmar los procesos de paz, pero yo dije no, es un paso tan importante que la última palabra la debe de tener el pueblo soberano.

Ustedes, ¡ustedes!, tienen la última palabra y ustedes van a decidir el próximo domingo el futuro de este país.

Por eso, es tan importante que salgan a votar con sus familias. Esta es una fiesta democrática, es una fiesta de celebración. Se acaba una guerra, la más larga de todo el continente, y comienza una época de prosperidad.

Los opositores dicen ¡ah! Que el ELN, que por qué no entró el ELN.

Hace 48 horas el ELN decretó un cese al fuego unilateral.

Yo quiero resaltar este gesto del ELN. Y si libera los secuestrados la misma semana entrante podríamos anunciar que comienza la fase pública de las negociaciones, porque ya tenemos con el ELN el 50 por ciento de la negociación, que es la agenda negociada.

Hablaba ¿el Nene’, nuestro querido Alcalde, de la importancia de aprender a perdonar.

Este proceso es eso. Es un proceso donde todos los colombianos tenemos que aprender a perdonar, tenemos que aprender que dejar los odios a un lado, la sed de venganza al otro. Dejar los rencores atrás y aprender a perdonar, aprender a reconciliarnos, aprender a respetar las diferencias. Si alguien no está de acuerdo con uno, se respeta que piense diferente. Si se puede dialogar y encontrar alguna solución, no encontrarla ni a balazos ni a tiros.

De eso se trata este proceso. Que va a durar mucho tiempo, porque tenemos que comenzar esa reconciliación con nosotros mismos. En nuestros corazones, en nuestro espíritu, porque cualquier persona que está llena de odio, llena de resentimiento, le queda difícil inclusive tener paz en su propio hogar.

Y esto se va a ir construyendo poco a poco.

Y por eso es tan importante terminar la guerra, que es la fuente de mucho odio y mucho rencor.

Y yo quiero también resaltar que ayer en el evento de la firma de los acuerdos, el comandante de las Farc se paró y les pidió perdón a todos los colombianos por todo lo que las Farc han hecho, esas atrocidades que ha cometido.

Ahí estamos dando un paso importante en la dirección que toca.

Y eso lo tenemos que continuar todos los colombianos. Por eso tenemos en nuestras manos cambiar la historia.

Aquí se han mencionado las inversiones que se ha hecho en el Magdalena. Aquí en Ciénaga estuvo el Vicepresidente el viernes pasado firmando el contrato. 170 mil millones de pesos va a costar la variante y se van a construir las casas para los habitantes que van a ser afectados.

Con la paz vamos a traer muchos más recursos, porque la paz nos va a permitir atraer más inversión, atraer más turismo, atraer unas compañías que no vienen simplemente porque estamos en la lista de los países con guerra.

Cuántas empresas no están haciendo cola para venir a invertir.

Y qué quiere decir esa inversión. Más empleo, más oportunidades, más progreso, más recursos para el Estado para poder hacer más inversión social; más colegios, invertir en la salud, invertir en todo lo que le pueda dar a los colombianos, sobre todo a los más vulnerables, una vida digna.

Hemos hecho muchísimo en estos seis años de Gobierno.

Hemos sacado de la pobreza a cerca de 4 millones y medio de colombianos y de la pobreza extrema acerca de 2 millones y medio.

Pero todavía nos queda muchísimo camino por recorrer. Con la paz será más fácil, porque tendremos más capacidad –como aquí ya se dijo– de invertir en educación, en salud, en acueducto, en alcantarillado, en vías terciarias, en proyectos productivos.

También en la seguridad de cada uno de los colombianos.

Todos esos soldados, todos esos policías que hoy siguen concentrados en la guerra contra las Farc –porque hasta que no entreguen la última pistola no dejarán de estar ahí cumpliendo con su deber– van a ser redirigidos a proteger a los colombianos en su vida diaria, a la seguridad ciudadana, a la seguridad del campo.

Tendremos muchísimos más soldados y policías disponibles para Ciénaga, para el Magdalena, para toda Colombia.

Cerca del 60 por ciento de nuestros soldados están concentrados en esta guerra. Y no vamos a debilitar el Ejército, lo vamos a seguir fortaleciendo. Y la Policía la vamos a seguir fortaleciendo para darle más seguridad a todos y cada uno de los colombianos.

Porque de lo que se trata es de pasar a ser un país normal. Un país donde los niños pueden salir a jugar, a hacer deporte, a seguir el ejemplo del ‘Pibe’. Sin miedo. Sin miedo de que lo roben, sin miedo de que lo recluten a la fuerza.

Eso es lo que queremos para Colombia por eso he luchado estos seis años para conseguir que mis hijos –dos de ellos están aquí conmigo–, los hijos de todos ustedes, tengan un país normal, el país que se merecen los colombianos.

Por eso quiero que ustedes salgan el domingo y con la conciencia voten. Voten para salvar vidas. Voten para dejarles a sus hijos un país mejor. Voten para que venga la paz, esa paz que todos los colombianos hemos añorado tanto tiempo.

De manera que muchas gracias por haber venido.

¡Que viva Ciénaga!

¡Que viva el Magdalena!

¡Que viva la paz!

¡Que viva Colombia!

Que Dios los bendiga. A ganar el domingo. A salir a votar.

Gracias a Dios por darnos esta gran oportunidad!

Fuente: http://es.presidencia.gov.co/discursos/160927-Palabras-del-Presidente-Juan-Manuel-Santos-en-el-evento-de-pedagogia-de-paz-en-Cienaga

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya