Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Miércoles, septiembre 28 de 2016
 

Constancia

Amenazas e intimidaciones contra habitantes de CAVIDA

Cacarica

Jueves 30 de abril de 2015

2 | |

Amenazas, intimidaciones y difamaciones en contra de LUZ MILA MOSQUERA por parte de estructuras paramilitares; amenazas, hostigamientos y difamaciones en contra de ARLEY SIERRA y JOSÉ NIEVES por militares integrantes de las Comunidades de Autodeterminación Vida y Dignidad del Cacarica – CAVIDA.

Al contestar favor citar: E-COO-113-2015

Bogotá, D.C. 30 de abril de 2015

JUAN MANUEL SANTOS
Presidente de la República de Colombia

JUAN FERNANDO CRISTO
Ministro del Interior

MARÍA ANGELA HOLGUÍN
Ministra de Relaciones Exteriores

YESID REYES
Ministro de Justicia

GABRIEL VALLEJO
Ministro de Ambiente

AURELIO IRAGORRI
Ministro de Agricultura

EDUARDO MONTEALEGRE
Fiscal General de la Nación

ALEJANDRO ORDÓÑEZ
Procurador General de la Nación

JORGE ARMANDO OTÁLORA
Defensor Nacional del Pueblo

GUILLERMO RIVERA
Alto Consejero Presidencial para los Derechos Humanos

“No basta con hablar de paz. Uno debe creer en ella y trabajar para conseguirla.” Eleanor Roosevelt

Nuestra Constancia Histórica y Censura Ética ante las amenazas y señalamientos de las que han sido víctimas LUZ MILA MOSQUERA, ARLEY SIERRA y JOSÉ NIEVES, miembros de la Comunidad de Autodeterminación, Vida y Dignidad del Cacarica, CAVIDA y del Consejo Comunitario de Cacarica, por parte de las fuerzas regulares del Estado, que junto a las prácticas de miedo y persecución históricamente ejecutadas con estrategias paramilitares o con abusos de autoridad y violaciones de derechos humanos e infracciones al derecho humanitario, cuando no con la persecución judicial sustentadas en montajes.

Nuestra Constancia Histórica ante el desconocimiento fáctico del fallo de la Corte Interamericana de derechos humanos que ordena, entre otras cosas, la adopción de medidas preventivas y de protección especial, las que en vista del comportamiento militar no han sido tenidas en cuenta en las actuaciones recientes, tal como se han desconocido en muchas ocasiones las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Nuestra Constancia Histórica ante la omisión y comisión por omisión con las operaciones de tipo paramilitar criminal en Turbo, Tumaradó, La Larga, La Honda, Río Sucio a pesar de las recientes actuaciones con cerca de 70 capturas en la región de bajo Atrato y Urabá Antioqueño.

Ante ustedes la fundamentación fáctica de nuestra Constancia Histórica

* Viernes 20 de febrero hacia las 7:00 a.m. en el puerto fluvial del municipio de Turbo, sector conocido como El Wafe, fue abordada por paramilitares LUZ MILA MOSQUERA, integrante de la Comunidad de Autodeterminación, Vida y Dignidad del Cacarica – CAVIDA, quien se dirigía hacia el municipio de Río Sucio. Uno de los paramilitares, vestido de civil y que portaba arma de fuego expresó: "Desde hace días te venimos siguiendo, eres colaboradora de la guerrilla, con usted no nos quedamos porque aquí porque hay mucha gente, en Bocas o en Tumaradó, o en Río Sucio te sacamos de la panga o te esperamos".

LUZ MILA se dirigió hacia Río Sucio como lo tenía previsto. En el punto conocido como Tumaradó a través del río Atrato los pasajeros que se transportaban en la embarcación observaron a varios paramilitares vestidos de civil, algunos de ellos, con arma corta, y a la orilla izquierda aguas arriba a integrantes de la Infantería de Marina.

La embarcación se detuvo, los paramilitares observaron a los pasajeros y permitieron continuar la travesía por el río.

* Miércoles 25 de febrero hacia las 12:00 p.m. en el caserío de Puente América, territorio colectivo de Cacarica, jurisdicción del municipio de Río Sucio, militares intimidaron a ARLEY SIERRA, integrante de la Comunidad de Autodeterminación, Vida y Dignidad del Cacarica - CAVIDA.

Los regulares lo acusaron sin fundamento de ser colaborador de la guerrilla y expresaron su molestia porque los había denunciado por abusos de autoridad, y les habían llamado la atención. Finalmente agregaron los militares: “por esta vez lo dejamos ir, pero la próxima vez verá lo que le va a pasar.”

* Lunes 27 de abril hacia las 8:30 a.m. en el sector del río Perancho el campesino afrodescendiente JOSÉ NIEVES, miembro de la Comunidad de Autodeterminación, Vida y Dignidad del Cacarica – CAVIDA, fue abordado por regulares de la fuerza pública (que por jurisdicción militar se presumen de la brigada militar 15).

Los regulares ordenaron a JOSÉ retirarse del área, advirtiendo que no fuera hasta su casa. Según los militares el afrodescendiente iría a avisarle a la guerrilla de la ubicación de los soldados. Para asegurarse que no se movería del lugar le imposibilitaron su movilización.

JOSÉ NIEVES luego de 40 minutos de transitar con temor en el territorio colectivo de Cacarica ingresó a la Zona Humanitaria de Nueva Vida en donde reside, al ingresar al espacio de protección de la población se encontró con los efectivos militares en el lugar.

Aproximadamente a las 9:10 a.m. sin autorización de la comunidad negra que habita en la Zona Humanitaria de Nueva Vida seis efectivos militares ingresaron con armas de fuego y sin distintivos que permitieran identificar nombre, rango, batallón, unidad y brigada. Los efectivos regulares manifestaron que iban a realizar una brigada de salud

En reacción la comunidad exigió el retiro de su presencia los armados y les manifestaron que no podían realizar brigada alguna.

Agregaron que en el evento de requerir actividades comunitarias de salud se comunicarían con el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Salud.

Los militares se retiraron de la Zona Humanitaria y se ubicaron en el área del río Perancho, hacia las 10:00 a.m.

*Miércoles 29 de abril nuestra Comisión de Justicia y Paz recibió información de la continuidad de operaciones de tipo paramilitar en el casco urbano del municipio de Río Sucio. Uno de los neoparamilitares expresó a un poblador que las capturas los habían afectado pero que tenían muchos amigos en el municipio, en la policia, en la Brigada y la Fiscalía.

Efectivamente pobladores manifestaron a nuestra Comisión de Justicia y Paz que los paramilitares manifestaron su molestia por denuncias de pobladores y de nuestra Comisión de Justicia y Paz. Los neo paramilitares continuaron con base en reportes de pobladores en los afluentes en Salaquí, Truandó, Cacarica y los puntos como La Larga, Bocas de Curvaradó, Curvaradó, La Honda, La Loma del Salaquí, Tumaradó, Turbo, Unguía y Acandí.

Nuestra Censura Ética ante la concepción de enemigo interno que continúa permeando la mentalidad de las fuerzas militares en sus operaciones, en ellas, se concibe a los civiles como brazo, como apoyo, como colaboradores del movimiento guerrillero. Lamentablemente, es esta misma mentalidad la que permea las operaciones encubiertas de tipo paramilitar que pretenden falsamente justificar la restricción de los derechos a las comunidades, comunidades que tienen como único delito habitar en zonas de conflicto armado, en donde el Estado y los intereses privados las han mantenido al margen, o como blanco de represión o como estorbo para inconfesables intereses empresariales.

Nuestra Censura Ética ante la labor de difamación que siguen utilizando tanto miembros de la fuerza pública como miembros de estructuras paramilitares con el fin de asociar sin fundamento ni prueba real, porque no existen, a miembros de las Comunidades de Autodeterminación, Vida y Dignidad del Cacarica - CAVIDA con estructuras guerrilleras. Estas difamaciones constatan que la doctrina militar del “enemigo interno” aún sigue siendo aplicada en contra de civiles inocentes.

Nuestra Censura Ética ante el abuso en que incurren una y otra vez miembros de la fuerza pública al ingresar sin autorización a Espacios Humanitarios, los que precisamente se han creado como estrategia de protección y medida de distinción antes los ya conocidos hechos de violencia ocurridos en los territorios de la cuenca del Río Cacarica.

En conformidad con el artículo 23 de la Constitución sírvanse dar respuesta precisa y fáctica a las siguientes preguntas que elevamos respetuosamente:

1. Ante las amenazas y hostigamientos por parte de estructuras paramilitares, ¿qué medidas de protección eficaces, oportunas e inmediatas se aplicarán por parte de la entidad competente, tendientes a evitar daños irreparables a la vida e integridad de la lideresa comunitaria de CAVIDA, LUZMILA MOSQUERA?

2. Ante las amenazas y hostigamientos por parte de militares adscritos al batallón de infantería de marina que controla la zona, ¿qué medidas de protección eficaces, oportunas e inmediatas se aplicarán por parte de la entidad competente, tendientes a evitar daños irreparables a la vida e integridad del líder comunitario de CAVIDA, ARLEY SIERRA?

3. Ante las afirmaciones de las fuerzas regulares del Estado en contra del campesino y miembro de la Comunidad de CAVIDA, ARLEY SIERRA, ¿cuáles acciones y sanciones de tipo disciplinario y penales se impartirán?

4. En relación a la violación de la figura humanitaria construida por los miembros de la Zona Humanitaria de Nueva Vida por parte de seis regulares que no portaban los distintivos militares obligatorios, ¿cuáles acciones y sanciones de tipo disciplinario y penales se impartirán?

5. ¿Cómo se explica que miembros regulares de la fuerza pública puedan realizar funciones sin sus distintivos militares obligatorios?

Con profunda preocupación,

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

 
Dirección: Carrera 37A No 25B-42, Bogotá D.C. Colombia Telefax: (57-1) 2687179 / 2687161
 
Desarrollado por Atarraya